Fonte Pura

juan y vanesa

A los hombres que me gustan
Cecilia Laura Rodríguez

Hay varias cosas que siempre quise decirte
y nunca encontré el momento

Quise decirte
que mi prejuicio
a darte mi piel
es porque siento que me la arrancaron
y si hay algo parecido a piel
sobre mi carne y mis huesos
es porque la fui recogiendo
del polvo……..de los cajones
de entremedio de los libros la ropa los perfumes
y la fui armando
de vuelta

y quién dice
a lo mejor
sin querer
solo al pasar
vos mismo arrancaste un hilito
y ese hilito se volvió arena

Siempre quise decirte
que estoy en busca de una parte de mi cuerpo
que me sacaron
que ya no está
y no la encuentro

Lo único que sé es que esa parte que me falta
no está escondida en tu cuerpo

tu cuerpo me gusta porque es tuyo
porque no hay nada mío en él
salvo lo que yo lleve
y me encantaría
adoraría
que mi cuerpo te guste
por los mismos motivos

Quise decirte que me resulta abrumadora
la distancia
que hay entre vos y yo
y sin embargo
………………….de alguna manera
……………………………………………..afino el ojo
y encuentro ese punto medio entre nosotros
calculo la longitud
el tiempo de viaje
la cantidad de estaciones de servicio
y me quedo esperando
a ver si vos calculaste lo mismo
y
como yo
estas por dar el primer paso
y me quedo esperando
y no tengo ninguna señal seria
de que vos hayas calculado nada
y entonces
la distancia
vuelve a abrumarme
como una ráfaga de aire frío que abre los poros
y electriza la espalda

Siempre quise decirte
que recuerdo el día que pensé:
puedo quererlo
recuerdo donde estaba
qué hacia
y la sensación que me rodeó
al pensar en eso

en cambio
no recuerdo si te quise
ni tampoco sé muy bien si ahora te quiero

Quise decirte
que aunque aprendí a disfrutarme en soledad
siempre voy a salir a buscarte
siempre voy a estar calculando
……………..ese punto medio……………..

pero no te voy a arrastrar hasta él

te considero un ser pensante
capaz de modificarte y movilizarte a vos mismo
no te voy a tomar por menos que eso
no voy a aceptar una versión boluda de vos
yo quiero la versión completa
en hache-dé

y me vuelve loca
que no veas
que a vos también te sacaron una parte de tu cuerpo
que a vos también te arrancaron un hilito de tu piel
que a vos te dijeron:
no busques eso que te falta
porque es de puto
es de mujer

Siempre quise decirte
todas estas cosas
y tantas
………..tantas más

1c617bd745bf7b10f7415a1111b12b67

Te amo por ceja
Julio Cortázar

Te amo por ceja, por cabello, te debato en corredores
blanquísimos donde se juegan las fuentes de la luz,
te discuto a cada nombre, te arranco con delicadeza de cicatriz,
voy poniéndote en el pelo cenizas de relámpago y cintas
que dormían en la lluvia.
No quiero que tengas una forma, que seas precisamente
lo que viene detrás de tu mano,
porque el agua, considera el agua, y los leones cuando
se disuelven en el azúcar de la fábula,
y los gestos, esa arquitectura de la nada,
encendiendo sus lámparas a mitad del encuentro.
Todo mañana es la pizarra donde te invento y te dibujo,
pronto a borrarte, así no eres, ni tampoco con ese pelo
lacio, esa sonrisa.
Busco tu suma, el borde de la copa donde el vino es
también la luna y el espejo,
busco esa línea que hace temblar a un hombre
en una galería de museo.

Además te quiero, y hace tiempo y frío.

a2f3bf1f1358a2060eedf7c88c18cec0

 

Queja
Alfonsina Storni

Señor, mi queja es ésta,
Tú me comprenderás;
De amor me estoy muriendo,
Pero no puedo amar.

Persigo lo perfecto
En mí y en los demás,
Persigo lo perfecto
Para poder amar.

Me consumo en mi fuego,
¡Señor, piedad, piedad!
De amor me estoy muriendo,
¡Pero no puedo amar!

1984

Mártir de mi amor por ti
Jack White

Ella tenía 16 años y medía seis pies de alto.
En una multitud de adolescentes, saliendo del zoo,
tropezó, y comenzó a resbalar y a caer.
Se elevó en el aire, con sus caros zapatos de piel.
La cogí al vuelo, y le dije:
“quizá estos zapatos de color rubí son demasiado incómodos para ti”.

Quizá para ti, ahora.

Pero yo no estaba tan nervioso como debía aparentar,
hablando basura a su sonrisita, pequeño sueño adolescente.
Y al teléfono, no podría competir.
La capacidad de mi tonto amor de mentira se volvía débil.
Por un segundo pensé que sonaba dulce,
pero estoy seguro que tenía una voz tosca y débil,
así me escuché a mi mismo hablar.

Podría haberme quedado un rato,
pero tarde o temprano, rompería tu sonrisa.
Y puedo hacer una broma,
pero uno de estos días estoy destinado a ahogarme.
Y podríamos compartir un beso,
pero siento que no podría soportar todo esto.
Y apuesto a que podríamos construirnos una casa,
pero sé que lo más correcto que puedo hacer
es dejarte sola.

Dejarte sola, ahora.

Estás empezando a gustarme,
así que probablemente no te des cuenta de lo que voy a hacer.
Me alejo de ti caminando.
Seguramente no tenga mucho sentido para ti,
pero estoy intentando salvarte
de todas las cosas que probablemente te puedo decir o hacer.

Que probablemente haga.

Podría haberme quedado un rato,
pero tarde o temprano, rompería tu sonrisa.
Y puedo hacer una broma,
pero uno de estos días estoy destinado a ahogarme.
Y podríamos compartir un beso,
pero siento que no podría soportar todo esto.
Y apuesto a que podríamos construirnos una casa,
pero sé que lo más correcto que puedo hacer
es dejarte sola.

Dejarte sola, ahora.

Seguramente dirás que soy un tonto,
y que hago exactamente lo mismo que haría un cobarde.
Y estás empezando a gustarme.
Es una pena, una forma de vivir tan patética.
Pero, ¿qué puedo hacer?
Espero que comprendas lo que hago.

Soy un mártir de mi amor por ti.
Un mártir de mi amor por ti, ahora.
Un mártir de mi amor por ti.
Un mártir de mi amor por ti.

laundromat

Desamor
Rosario Castellanos

Me vio como se mira al través de un cristal
o del aire
o de nada.

Y entonces supe: yo no estaba allí
ni en ninguna otra parte
ni había estado nunca ni estaría.

Y fui como el que muere en la epidemia,
sin identificar, y es arrojado
a la fosa común.

wild-is-the-wind

 

Tenía miedo de que te fueras
y te fuiste,
un miedo menos…

Andrés Ixtepan

 

56433441_2325605290991311_2468579539102466048_n

 

Regreso de la cárcel.

Esta es mi primera entrada después de mi estancia en el Reclusorio. La realizo dos meses y medio después de haber salido. Quisiera empezar a volcar todo cuanto he pensado durante y después de mi injusta reclusión sin embargo no puedo. Merece sentarse con tiempo a escribir lo vivido y lo aprendido cosa a la que, debido por todas las urgencias y deudas que quedaron como saldo de la arbitrariedad y el autoritarismo, no me he podido dedicar.

Quede esta entrada como un anuncio de regreso, un compromiso a seguir escribiendo y, ante todo, un reconocimiento a todos los que hicieron posible salir de aquellos muros que más que arrebatar la libertad buscan reprimir la voluntad. Entre tanto ajetreo no he podido ver apropiadamente a mis amigos, a los que estuvieron junto a mí y a los que no pudieron estar. A todos los extraño a pesar de todas las bellas personas que todo esto me permitió conocer. Espero que pronto podamos estar departiendo.

Estoy poniendo mi esfuerzo en difundir los casos de los compas que quedaron dentro, de buscar cómo sacarlos de ahí, su prisión no es sólo injusta sino indignante y además me hermanan con ellos aquellas celdas, aquella vista eterna, aquellos 180 días que pasamos juntos preguntándonos si volveríamos a ser libres. Porque ellos aún sufren esta angustia y no puedo ni debo olvidarlo seguiré apoyando para que sean libres. Libertad a Abraham Cortés Ávila, libertad a José Alejandro Bautista Peña, libertad a Fernando Bárcenas Castillo. ¡Libertad a todos los presos y procesados políticos!

Atte. Ilia Infante

 

 BUSCÁNDOME LÍOS
Roque Dalton

La noche de mi primera reunión de célula llovía
mi manera de chorrear fue muy aplaudida por cuatro
o cinco personajes del dominio de Goya
todo el mundo ahí parecía levemente aburrido
tal vez de la persecución y hasta de la tortura diariamente soñada.

Fundadores de confederaciones y de huelgas mostraban
cierta ronquera y me dijeron que debía
escoger un seudónimo
que me iba a tocar pagar cinco pesos al mes
que quedábamos en que todos los miércoles
y que cómo iban mis estudios
y que por hoy íbamos a leer un folleto de Lenin
y que no era necesario decir a cada momento camarada.

Cuando salimos no llovía más
mi madre me riñó por llegar tarde a casa.

MALA NOTICIA EN UN PEDAZO DE PERIÓDICO
Roque Dalton

Hoy cuando se me mueren los amigos
sólo mueren sus nombres.

¿Cómo aspirar, desde el violento pozo,
abarcar más que las tipografías,
resplandor de negruras delicadas,
flechas hasta las íntimas memorias?

Sólo quien vive fuera de las cárceles
puede honrar los cadáveres, lavarse
del dolor de sus muertos con abrazos,
rascar con uña y lágrima las lápidas.

Los presos no: solamente silbamos
para que el eco acalle la noticia.

SUEÑE SIN MIEDO, AMIGO
Julio Cortázar
Sueñe sin miedo, amigoPoco le quedaría al corazón si le quitáramos su pobre
noche manual en la que juega a tener casa,
comida, agua caliente,
y cine los domingos.
Hay que dejarle la huertita donde cultiva legumbres;
ya le quitamos los ángeles, esas pinturas doradas,
y la mayoría de los libros que le gustaron,
y la satisfacción de las creencias.
Le cortamos el pelo del llanto,
las uñas del banquete, las pestañas del sueño,
lo hicimos duro, bien criollo,
y no lo comerá ni el gato
ni vendrán a buscarlo entre oraciones
las señoritas de la Acción Católica.
Así es nomás: sus duelos
no se despiden por tarjeta,
lo hicimos a imagen de su día y él lo sabe.
Todo está bien, pero dejarle un poco
de eso que sobra cuando nos atamos
los zapatos lustrados de cada día;
una placita con estrellas, lápices de colores,
y ese gusto en bajarse a contemplar un sapo o un pastito
por nada, por el gusto,

a la hora exacta en que Hiroshima
o el gobierno de Bonn o la ofensiva
Viet Mihn Viet Nam.

QUERIDO AMIGO
Chico Buarque

Querido amigo perdóname por favor
Si no te hago una visita
Mas como ahora aparece un portador
Mando noticias en la cinta

Aquí en la tierra están jugando y gritan gol
Hay mucho samba mucho choro y rock’n’roll
A veces llueve y otros días brilla el sol
Mas yo quiero decirte que la cosa aquí está negra

Es duro piedra de llevar la situación
Que todos van llevando con tesón porfiadamente
Que todos van bebiendo pues también sin aguardiente
No hay quien aguante la cuestión

Querido amigo no pretendo provocar
Ni atizar tus añoranzas
Pero me ocurre que ya no puedo evitar
Darte noticias sin tardanza

Aquí en la tierra están jugando y gritan gol
Hay mucho samba mucho choro y rock’n’roll
A veces llueve y otros días brilla el sol
Mas yo quiero decirte que la cosa aquí está negra

Mucha pirueta al ir buscando el ganapán
Y todos van buscando con ardor y con desgarro
Y la gente va fumando pues también sin un cigarro
No hay quien aguante la cuestión

Querido amigo te quise telefonear
Mas la tarifa no hace gracia
Ando afligido porque te quiero dejar
Al corriente de lo que pasa

Aquí en la tierra están jugando y gritan gol
Hay mucho samba mucho choro y rock’n’roll
A veces llueve y otros días brilla el sol
Mas yo quiero decirte que la cosa aquí está negra

Haciendo muecas al tragar el chaparrón
Y todos van tragando cada sapo en el camino
Y la gente se va amando pues también sin un cariño
No hay quien aguante la cuestión

Querido amigo yo te quería escribir
Pero el correo andaba arisco
Si me permiten trataré de remitir
Noticias frescas en el disco

Aquí en la tierra están jugando y gritan gol
Hay mucho samba mucho choro y rock’n’roll
A veces llueve y otros días brilla el sol
Mas yo quiero decirte que la cosa aquí está negra

La Marieta manda un beso para vos
Un beso a la familia, a Cecilia y a los niños
Y Francis aprovecha y también manda cariños
A todos por igual
Adiós

LA OVEJA NEGRA…
Marcelo Ariel Gelman Schuberoff

La oveja negra
pace en el campo negro
sobre la nieve negra
bajo la noche negra
junto a la ciudad negra
donde lloro vestido de rojo.

Imagen