La contaminación del DeFe

Primero que nada, sí De-eFe, porque la tal Asamblea Constituyente es una farsa para intentar legitimar unas nuevas instituciones que siguen sin ser del pueblo ni servir al pueblo. En segundo lugar hay que aclarar este texto no hablará únicamente del Distrito Federal sin embargo le doy ese título porque es el espacio en donde la problemática ha alcanzado su mayor impacto político. Y en tercer lugar hay que declarar la Ciudad de México es, tradicionalmente, la región comprendida por el Centro Histórico y sus márgenes, hasta principios del siglo XX la ciudad era únicamente ese espacio. Hoy que las divisiones poblacionales se reducen a lo administrativo y la gran urbe se extiende por 16 delegaciones y 60 municipios yo considero a la Ciudad de México todo ese mounstro urbano sin diferencia alguna entre Distrito Federal y zona conurbada.

Pasando al tema que nos ocupa este día me he decidido a escribir esto porque se ha armado un enorme jaleo con la contaminación que aqueja al Valle de México desde el pasado 15 de marzo. La repentina crisis ambiental hizo paralizar una parte de los servicios, escuelas, actividades y por supuesto (intentar parar) una parte del parque vehicular de la ciudad. A partir de ahí los funcionarios del GDF han intentado aminorar el costo político de la emergencia acusando aquí y allá las responsabilidades del problema. Luego de unas horas de parálisis (neuronal) [1] el GDF encontró el discurso exculpatorio sobre el que se ha encontrado relativa concodia política: el problema es de la Megalópolis [2], es decir la contaminación en la Ciudad de México es producto no sólo de la Zona Metropolitana sino del conjunto de ciudades vecinas. Yo no sé qué tan viable sea esta teoría pero, efectivamente, cuando uno sube a las montañas que rodean el valle de México los tres valles que lo rodean y las sierras de Hidalgo tienen cada una su respectiva capa de smog. Este chivo expiatorio del gobierno local será la moda lo que resta del sexenio, sin embargo, las autoridades han variado este discurso dependiendo de las necesidades políticas y el momento social que se vive, por ejemplo: hace apenas dos años el gobierno consideraba la principal causa de contaminación a la vivienda [3].

En cambio para el grueso de académicos y organizaciones civiles el problema fundamental recae en la situación de la movilidad y el uso del automóvil. En torno a ello se ha discutido la viabilidad del transporte público, los planes de movilidad gubernamental que han privilegiado el uso del automóvil y la falta de alternativas de transporte ecológico eficiente con la respectiva inclusión en los planes de movilidad.

Lo que yo no me explico es ¿por qué ya no se cuestiona el problema del crecimiento urbano y la falta de planeación en la expansión de la metrópoli? ¿Es acaso porque tanto gobierno como organizaciones consideran que ese problema está desbordado y es punto muerto? ¿Es acaso porque es un tema políticamente sensible e incorrecto? A mí me interesaría a lo largo de las siguientes líneas enfocar el problema del crecimiento urbano y la necesidad de que tanto las organizaciones civiles como el movimiento social se integren a la discusión pública del crecimiento de la ciudad a partir del tema de la contaminación.

El planteamiento fundamental que hago consiste en los siguientes puntos: a lo largo de los últimos 15 años los tres órdenes de gobierno de las siete entidades que constituyen la megalópolis han impulsado un crecimiento urbano absurdo y mal planeado de las urbes, útil casi exclusivamente al gran capital de las usureras constructoras de vivienda. Así mismo el capitalismo ha impulsado una tercerización (es decir que la actividad económica preponderante es el sector de bienes y servicios en detrimento del sector primario agropecuario y el secundario industrial) de las actividades económicas que concentra los empleos en espacios mínimos. Al mismo tiempo el gobierno impulsa esta política de movilidad que privilegia el uso del automóvil y el transporte carretero. De estos tres factores tenemos dos consecuencias: primero un alto aforo vehícular que no puede ser resuelto por ninguna política de movilidad en el corto plazo, y segundo, altos tiempos de traslado entre las ahora llamadas ciudades dormitorio y los centros de trabajo así como entre las zonas de consumo final de productos y las zonas de oferta de bienes y servicios. El resultado final es una horrenda contaminación. El problema de la contaminación es fundamentalmente un problema de planeación urbana y no sólo de movilidad que es sólo una parte. A esto hay que añadir, posteriormente, los problemas derivados más puntuales.

Empecemos por el primero de esos problemas. El crecimiento de las urbes del centro de México, particularmente el de la Ciudad de México, se acelera luego de la explosión demográfica que inicia en los cuarentas aunado al alto índice de migración por la industrialización acelerada de aquellos años. Esta urbanización acelerada llevó al surgimiento de ciudades perdidas, barrios marginales, campamentos y colonias en los espacios intermedios a las diferentes localidades que se ubicaban dentro del Distrito Federal. También llevó a plantear la necesidad de un plan urbano a largo plazo que solventara los problemas de movilidad que se habían gestado. Fue durante la larguísima regencia de Ernesto P. Uruchurtu que el Distrito Federal se concibió como una gran urbe más que como una colección de pequeñas unidades administrativas que cobijaban la Ciudad de México. Por lo mismo se realizó el trazado del periférico, del Viaducto y de multitud de obras viales que se hicieron a costa de desalojos y despojos en aras del milagro mexicano. Así mismo se crearon corredores industriales específicos y se concentraron los mercados y zonas comerciales en instalaciones diseñadas expresamente para ello.

A mediados de los sesenta la población urbana continuaba creciendo y con la caída en desgracia política de Uruchurtu comenzó el plan para retirar finalmente el servicio de tranvías e impulsar las obras del STC Metro. Mientras tanto los viejos barrios y pueblos tradicionales empezaron a difuminarse en una mancha urbana que engullía todo y que, sin el control férreo del urbanismo de Uruchurtu, propició la apertura de una multitud de fábricas fuera de los corredores industriales pero con acceso a las vías primarias de comunicación construídas. Este proceso continuó básicamente sin alteraciones hasta los ochentas cuando el volumen demográfico de la Ciudad de México la hizo inviable, fue entonces cuando el temblor de 1985 reventó el vaso e inició un éxodo masivo.

Los daños sobre las construcciones habitacionales, así como en los edificios y las instalaciones fabriles llevaron a dos procesos: el primero un gran movimiento urbano que reclamaba el derecho a la vivienda mismo que hizo uso de la ocupación para construir una infinidad de proyectos de vivienda en los espacios mal urbanizados o rurales que restaban en la ciudad. Tales proyectos se enfrentaron a la falta de permisos, servicios y al abandono gubernamental a pesar de lo cual salieron adelante y constituyeron la gran urbanización del Distrito Federal. A pesar de ello los proyectos carecieron de muchos aspectos críticos de planeación lo que, junto con la falta de apoyos, creo colonias populares saturadas. El segundo proceso fue una política de desconcentración de las actividades económico administrativas que se encontraban en la ciudad comenzando la construcción de los centros fabriles por sector en el interior de la república y la desconcentración de oficinas públicas. De esta forma la actividad fabril en la ciudad se redujo a la manufactura y empezó el proceso de tercerización de las actividades económicas. Sobre esto hablaré más adelante.

La explosión demográfica empezó a frenarse hacia los noventas a pesar de lo cual no se detuvo la expansión de la ciudad. Hacia mediados de esa década el modelo de unidades habitacionales estaba consolidado y el modelo de vivienda de consumo impidió el regreso hacia los anteriores modelos de casonas o vecindades. Fue a mediados de los noventa cuando se volvió a pensar en la posibilidad de modificar el plan urbano promoviendo la urbanización acelerada de la zonas periféricas del Distrito Federal. Los municipios conurbados, que ya recibían grandes cantidades de nuevos residentes desde los ochentas, fueron vistos de pronto como una oportunidad de valorización del capital al modificar los usos de suelo y permitir que compañías inmobiliarias promovieran la visión de las unidades y conjuntos habitacionales apoyados por los gobiernos en turno que se hacían cargo del despojo y la urbanización invasiva. Coincidente con los cambios políticos del nuevo milenio, una cascada de modificaciones legales y planificaciones públicas impulsaron la creación de unidades habitacionales bajo el esquema probado de Ixtapaluca a lo largo y ancho del centro del país; particularmente en los municipios conurbados.

El proceso alcanzó su máxima expresión en el proyecto de las llamadas Ciudades Bicentenario, proyectadas durante el sexenio de Vicente Fox para ser llevadas a cabo a lo largo de los siguientes 15 años. Este proyecto contempló la urbanización de vastas áreas del Estado de México para construir las unidades habitacionales de pequeñas casas en batería que todos conocemos hoy en día. La diferencia con el proceso de urbanización del movimiento popular estriba en que las unidades fueron solamente un pretexto para la valorización del capital privado de las constructoras que, en complicidad con los intereses políticos regionales, despojaron de sus tierras a pueblos y campesinos para crear proyectos basura de vivienda económica lejos de las fuentes de trabajo.

La mayoría de los proyectos de vivienda popular de la crisis de los ochentas y noventas como los proyectos neoliberales de la primera década del siglo XXI carecieron de proyección urbanísitca. Lo que primero fue la concreción de una lucha por tener un espacio para vivir, que sin embargo carecía de la integralidad necesaria para construir entornos urbanos saludables, luego fue transformado por los intereses privados en un pretexto para el despojo y la venta de casas chatarra con créditos económicos pero no por ello menos eternos y con entornos urbanos igualmente igualmente enfermizos.

¿A qué me refiero con un entorno urbano saludable? Miles de años de experiencia en la construcción de entornos urbanos han brindado la experiencia para saber que las ciudades deben ser núcleos económico, administrativos y demográficos que funcionan de manera cohesionada atendiendo las necesidades de los habitantes. Esto es verdad a grosso modo inclusive en las condiciones de explotación del capitalismo. Sin embargo, el capitalismo neoliberal encontró que solventando determinadas necesidades límite de movilidad podía externalizar el costo del acceso a las diferentes necesidades y derechos de la población creando estas ciudades satélite. El resultado es que las Ciudades Bicentenario, al igual que los asentamientos urbanos irregulares o producto de la urbanización acelerada carecen muchas veces de servicios, empleos, actividades comerciales suficientes y en general de todos los satisfactores por lo que se han convertido en ciudades dormitorio. Además suelen ser urbes parasitarias pues despojan de recursos a las comunidades originales sin participar de las actividades comunitarias ni devolver de alguna forma los recursos explotados. Un ejemplo claro de esta situación es Tecámac [4], la más cercana de las promisorias ciudades que se han mostrado como enormes fracasos.

Este proceso sería inimaginable sin el proceso de expulsión de personas que inició el GDF casi paralelamente con la publicación del tan mencionado Bando dos [5]. Más allá de acusaciones mutuas entre obradoristas y marcelistas es evidente que el Bando dos fue el inicio de un proceso de gentrificación de las delegaciones centrales. Originalmente se adujo que el propósito de la medida era la redensificación de las áreas urbanas despobladas por el éxodo anteriormente mencionado a través de proyectos de vivienda de interés popular, sin embargo, poco después, el proceso de cambio de uso de suelo dio la pauta para empezar la construcción de unidades habitacionales de alto precio. Uno pensaría que fue una mala jugada de algún aprovechado si no fuera porque también, en aquellos tiempos y entre otras medidas, la misma administración reactivó el Fideicomiso de la Ciudad de México el cual ha sido el principal organismo encargado de la planeación de la participación privada y transformación de la vida social y económica del Centro Histórico para beneficio de los grandes empresarios (mismo que actualmente amenaza al barrio y mercado de La Merced).

Dicho lo anterior podemos pasar al segundo punto. Por un lado tenemos que el GDF expulsa a la gente de los barrios y comunidades desde hace 15 años, mismo tiempo en que se han construido los desarrollos urbanos de los grandes usureros denominados Sadasi, GEO y otros de la misma calaña. Pero ¿qué ha pasado con las actividades económicas de la Ciudad de México? Durante el llamado milagro mexicano se promovió la industrialización pública y privada de México estableciéndose zonas industriales en varias de las delegaciones adyacentes a la Ciudad de México. Poco a poco buena parte de las ciudades perdidas se fueron construyendo alrededor de las fuentes de trabajo buscando acceder a oportunidades de empleo precarias. A finales de los años setenta e inicios de los ochentas se da un viraje en la concepción del desarrollo industrial basado en dos aspectos: por un lado la falsa promesa del milagro petrolero y, por el otro, la irrupción de las políticas neoliberales. De acuerdo al nuevo esquema se promovió la agrupación de la gran industria en unidades económicas y territoriales que facilitaran sus actividades. De esta forma grandes sectores industriales se desplazaron de la ciudad para seguir el modelo que ya tenían las industrias de automóviles y crear corredores industriales o parques industriales en estados de la república que les ofrecían oportunidades casi regaladas a base de despojos agrarios.

De esta manera la industria que quedó en el Distrito Federal fue básicamente la manufactura y la industria de productos ligados al sector de bienes y servicios. Este último sector empezó a experimentar un impulso creciente producto del fomento de la Ciudad de México (propiamente el Centro Histórico) como un lugar enfocado al comercio y al turismo junto con sus ramales a Chapultepec y la Avenida de los Insurgentes. En los últimos años el modelo de la gran industria ha cambiado la figura del parque industrial por la del cluster industrial pero el proceso de expulsión de la industria no se ha detenido, estimulado además por las normatividades que en materia ambiental promulgó tanto el Departamento del Distrito Federal (DDF) como su sucesor el GDF.

El sector terciario empezó a verse estimulado a través del ya mencionado cambio de uso de suelo. La urbanización de los grandes rellenos sanitarios de las cañadas de Santa Fe comenzó en los años ochenta a través del desarrollo del programa denominado Zona Especial de Desarrollo Santa Fe. El proyecto ha continuado durante 28 años dando como resultado una ciudad dentro de la ciudad dedicada a satisfacer las necesidades de servicios e infraestructura del gran capital sobretodo en lo que se refiere a sus necesidades financieras. Así mismo durante los últimos 15 años el GDF impulso el proyecto Corredor Urbano Turístico y Financiero Reforma [6] con el que se fomentó la creación de los edificios y corredores comerciales que caracterizan actualmente a esta calzada. Proyectos similares pero con diferentes magnitudes y resultados se han dado a lo largo de Avenida Insurgentes y de otros ejes viales. Como una de las últimas modas en desarrollo capitalista se han impulsado parques industriales dedicados exclusivamente a las actividades económico administrativas por lo que para efectos prácticos la tercerización de la ciudad es un hecho [7].

Otro aspecto a considerar es la concentración en la oferta de bienes como otra de las grandes fuentes de empleo y de la necesidad de formas de accesibilidad constantes. El Distrito Federal concentra  una enorme cantidad de la oferta comercial del país. Ya sean productos para el comercio informal, comercio no establecido o para el comercio regulado en cualquiera de sus formas, la mayor parte del abastecimiento de productos del centro del país e inclusive de otros estados pasa por los mecanismos de distribución y comercio dentro del Distrito Federal y su zona conurbada. El abandono progresivo de las actividades agropecuarias locales hace a la gran mancha urbana dependiente del sistema centralizado de comercio cuyo eje radica en torno a la Central de Abastos. Por otro lado los productos comerciales e industriales se distribuyen a partir de las bodegas fabriles, los mercados y centros de productos especializados y las zonas comerciales como el propio Centro Histórico.

Esta tercerización de la economía regional está ampliamente documentada. La perspectiva estadísitca del INEGI acerca del Distrito Federal realizada en 2012 [8] muestra que el 17% de la población ocupada del Distrito Federal se dedica a actividades del sector primario y 81% se encuentra laborando en el sector terciario, por su parte en el Estado de México estos indicadores son del 25.4 para el sector primario y 69.5 para el sector terciario. Estas estadísticas no deben tomarse al pie de la letra por dos condiciones: una no son un indicador regional por lo que las cifras del Estado de México deben dividirse entre la población del área conurbada del DF y la de la metrópoli de Toluca. Así mismo hay que considerar que el mismo informe no considera de forma específica qué porcentaje de la población económicamente activa (PEA) tiene por fuente principal de ingresos un empleo informal. A pesar de ello podemos considerar que la estructua económica regional depende de la oferta de bienes y servicios.

¿Qué actividades comerciales son preponderantes en el Distrito Federal? El mismo reporte señala que la oferta de maquinaria, mobiliario y equipo para actividades productivas está por encima al doble en el DF por sobre la media nacional. El segundo sector que se encuentra disparado al triple por encima de la media nacional es la venta de productos farmacéuticos, de perfumería, esparcimiento y electrodomésticos. La mayoría de las demás cifras siguen de cerca la media nacional excepto en el caso de la venta de artículos de abarrotes. La mayoría de esta oferta comercial se realiza a partir de la venta de productos que son almacenados y ofertados en el DF por lo que la actividad comercial gira en torno a la movilidad que se tiene entre la metrópoli entera y los centros donde se ofertan los productos.

Por su parte en el sector servicios el informe del INEGI señala como los tres porcentajes más altos por personas ocupadas a servicios de apoyo a negocios y manejo de deshechos con 24.7%, servicios financieros y de seguros con 17.2% y servicios de alojamiento temporal y preparación de alimentos con 12%. Al menos dos de estas actividades están concentradas en torno a fuentes de empleo centralizadas de acuerdo a las necesidades de generación de ganancia del capital y es una, la de servicios financieros, la que constituye más de la mitad del valor agregado censal bruto de las actividades del sector. Es decir que la mitad de la derrama económica de servicios depende de la capacidad de generación de ganancia donde trabaja solamente el 17.2% de las personas que están en el mismo sector de servicios.

¿Dónde se localizan estas actividades productivas y comerciales que son el eje de las actividades económicas y de la generación de empleo en toda la región? Para ello quiero citar un trabajo de análisis llamado Nuevos patrones espaciales en las derramas de empleo en la zona metropolitana de la Ciudad de México (ZMCM) publicado en la Scientific Electronic Library Online [9]. Si bien este trabajo hace referencia al periodo comprendido entre 1993 y 2004, por su extensión demuestra la tendencia de concentración de la oferta laboral en torno a la tercerización de las actividades económicas de la ZMCM. Los autores realizan cuatro mapas que muestran las aglomeraciones espaciales de forma estadística de las actividades económicas. El primero muestra el empleo manufacturero, el segundo la aglomeración del sector servicios, el tercero los clusters de clase técnica (entendiendo aquí actividades de carácter instrumental para la realización de actividades o mediciones programadas) y el cuarto para los clusters de clase creativa (entendiendo aquellos cuyas actividades dependen de la generación de contenidos o conocimientos). Si consideramos que estos indicadores son coincidentes con los años en los que se estaba realizando la planeación de las Ciudades Bicentenario podemos observar que ¡únicamente en el caso de Zumpango las áreas geográficas de planeación urbana y crecimiento económico coinciden! Por supuesto no podemos olvidar aquí que otro de los grandes proyectos impulsados por el neoliberalismo es la creación del Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México ya sea en los llanos de Texcoco o, como actualmente se construye, en el área del antiguo lago. La única explicación para el desarrollo de las zonas urbanas de Tecámac y Huehuetoca radica en que se tratara de alimentar de mano de obra la expansión urbana que se daría por efecto de la creación de esta obra.

Me gustaría terminar esta parte citando el análisis estadístico de la población obrera que realiza Héctor Maravillo [10]  acerca de la dispersión de la población obrera en relación con las zonas industriales que aún existen en la ZMCM. En este trabajo Maravillo nos arroja importantes datos, por un lado un mapa donde podemos observar los principales parques industriales que es básicamente coincidente con lo que observamos en los datos del Gobierno Federal y el análisis antes mencionado. Las zonas fabriles se hallan concentradas en el norponiente de la ciudad destacándose Azcapotzalco alrededor de donde se localizan los patios de descarga de ferrocarriles de Pantaco; la zona de Naucalpan con acceso a la carretera a Querétaro y la salida Naucalpan-Toluca y la zona industrial de Tlalnepantla a Cuautitlán con acceso tanto a la carretera como a la vía férrea. Del lado oriente de la ciudad las zonas fabriles son más pequeñas pero destacan Ecatepec a la altura de Xalostoc y los corredores industriales en las inmediaciones de eje 3 de Iztacalco e Iztapalapa. Las demás fábricas se hallan medianamente repartidas por la ciudad o constituyen clusters emergentes como el de Ixtapaluca o el de Tepotzotlán.

Como hemos visto la expansión urbana producto de la búsqueda de vivienda y/o del negocio insensato del capital no coinciden con las fuentes de trabajo y de distribución de bienes y servicios. La ciudad se ha ido extendiendo hacia el oriente mientras que las actividades económicas se han concentrado reiteradamente hacia el poniente de la ciudad. Por lo anterior tenemos que examinar ahora lo siguiente: ¿cómo se conecta nuestra ciudad? ¿Cuáles son sus características viales y cuál es la política de movilidad que existe en esta región? Como ya mencioné con anterioridad, fue en la larga regencia de Ernesto Uruchurtu que los planes para crear vialidades modernas empezaron a llevarse a cabo. Este regente de hierro cayó en desgracia para el sistema político priísta y eso abrió las puertas para la construcción de las primeras líneas del STC Metro. Con el metro construído se eliminaron las últimas líneas de tranvías y se consolidó el sistema de trolebuses. A pesar de la existencia de varias redes de transporte público la ampliación de vialidades y la oferta comercial de la época provocó que en sólo 15 años se saturara nuevamente la ciudad.

Fue a finales de los setenta, con otro regente de hierro en el DDF, Carlos Hank González, que se decide iniciar la construcción de los ejes viales: un sistema de vialidades cuadricular que atraviesa la ciudad de extremo a extremo [11]. El proyecto transformó completamente la ciudad al impulsar el uso del vehículo automotor para abarcar grandes distancias. Las rutas del transporte público estatal, privado y concesionado fueron obligadas a transitar por estas vías lo que modificó sustancialmente las necesidades de movilidad de las personas. Así mismo la planeación del proyecto sufrió diversas modificaciones y fue muy irregular. Por un lado pueblos y colonias quedaron abruptamente divididos por decisión del gobierno que expropió y definió el trazo sin permitir objeción alguna; por el otro hubo zonas fabriles y administrativas en las que se modificó el trazo para no afectarlas o para beneficiarlas plenamente. En cualquier caso fue un proyecto enfocado en resolver la situación de congestión vial creando las condiciones necesarias para que se incrementara la flota de automóviles. Otro aspecto de este plan de cuadricular la ciudad era hacerlo compatible con el Plan Maestro del Metro diseñado en 1977 para que las obras pudieran realizarse sobre el derecho de vía que tenía el gobierno sobre los ejes viales sin necesidad de entrar dos veces en conflictos políticos y legales para la compra y expropiación de vialidades.

Desafortunadamente México es conocido por su falta de continuidad en los proyectos públicos una vez que los sexenios cambian. El proyecto Periférico y Circuito Interior ha tardado en terminarse cerca de 50 años, los ejes viales nunca fueron plenamente terminados y el Plan Maestro del metro ha sido modificado reiteradas veces, sobre todo a partir de los noventas. Particularmente la configuración actual de este sistema de transporte muestra cómo se ha privilegiado el acceso a las zonas céntricas de la ciudad, baste para ello ver la forma en que se diseñaron la línea 8, A, B y 12 lo cual aparentemente es en beneficio del trabajador pero al largo plazo beneficia únicamente a los empleadores que sólo esperan a que tengan posibilidades de movilidad los trabajadores sin poner de su parte en el proceso de una ciudad más horizontal e integrada.

La planeación de los ejes viales y del metro solamente consolidó el esquema de movilidad sobre una ciudad ya construida sin prevenir la expansión que se daría a partir de 1985, la cual ya era previsible considerando la urbanización que se daba de Ecatepec, Chalco, Los Reyes, Tlahuac e Iztapalapa. Cuando empieza la urbanización de estos lugares ninguno se halla dentro del sistema de ejes viales con excepción de Ciudad Nezahualcóyotl que fue un proyecto urbano específico (un antecesor de las Ciudades Bicentenario) y que, sin embargo, sufrió durante décadas problemas de servicios y accesibilidad hacia el interior de la Ciudad de México.

La explosión de la ciudad hizo necesario empezar a pensar a la ciudad como toda la mancha urbana que sobrepasaba los límites político territoriales. En 1988 fue instaurada la Comisión Ejecutiva de Coordinación Metropolitana misma que fue ratificada en  2005 cuando se definió, de forma oficial, la Zona Metropolitana del Valle de México integrada por las 16 delegaciones del DF, 59 municipios del EdoMex y 1 municipio del estado de Hidalgo. Desde entonces y ante la necesidad de movilidad tanto para los habitantes como para las mercancías que transitan por el centro del país se han ido abriendo nuevas vialidades y proyectos de modificación de las existentes. Particularmente los más importantes han sido la creación de segundos pisos en Periférico y en la carretera México-Querétaro. Otro elemento importante en este esquema ha sido la construcción de pasos a desnivel en las intersecciones de ejes viales y vialidades que conectan el EdoMex con el DF. El segundo elemento es la creación del Circuito Exterior Mexiquense, el Viaducto Bicentenario y otras vialidades en el Estado de México para desviar el tránsito pesado que se mueve entre las diferentes ciudades centrales rematado por el Arco Norte. Sin embargo la conexión al DF sigue estando centralizada por las grandes vialidades tradicionales: la salida de Eje 8 y Calzada Zaragoza con sus ramales a Texcoco y a Puebla. La salida Oriente que se divide en el ramal de Avenida Central hacia Ecatepec, la salida a Texcoco y Calzada Zaragoza. La salida norte por la autopista de Pachuca y Teotihuacán. La salida norponiente que tiene acceso a la vía Naucalpan-Toluca y a la Carretera a Querétaro. La salida poniente hacia Toluca por autopista o Carretera y la salida sur hacia Cuernavaca. Todos estos son nodos cerrados que cada día empeoran por el aumento de automóviles y de transporte público. Todos necesitamos entrar y salir de la ciudad básicamente por los mismos puntos y usando los mismos ejes viales (aquí podemos encontrar un análisis de estas vialidades cuando aún eran proyectos). La ciudad está saturada de vehículos automotores.

¿Por qué todos estos desarrollos favorecen el uso del automóvil? Porque el transporte público concesionado (y también el público) únicamente se encarga de conectar las áreas habitacionales con los centros de trabajo. No existe una red de transporte que permita conectar diversos puntos de la ciudad de manera horizontal ¡porque la ciudad no es horizontal! Como hemos visto los trabajos y las zonas comerciales se concentran en determinados puntos hacia los cuales se dirigen casi todas las rutas de transporte. Al verse imposibilitados de tránsitar cómodamente las personas optan por el automóvil y el gobierno fomenta esta situación por segunda vez al construir más infraestructura vial destinada a vehículos automotores.

Salvador Medina Ramírez es un economista y urbanista que se ha dedicado a estudiar y difundir la problemática que representa la política regional en torno al medio ambiente y la motorización. Su aplicación al Valle de México de la noción de motorización inducida [12] demuestra que la construcción de vialidades más amplias y más estacionamientos en lugar de liberar las vialidades promueve que se llenen de más carros. Así mismo ha demostrado que las políticas de movilidad y vivienda de las dos entidades han contribuído a la compra masiva de autos obteniendo, entre otras, la conclusión que sostengo aquí: “Se requiere abandonar la planeación urbana segmentada de la ciudad” [13].

Otros especialistas han señalado desde hace muchos años el fracaso de los programas ambientales particularmente del famoso Hoy no circula. Ya hace algunos años cuando se implementó el programa en día sábado surgieron muchas voces que indicaban que el programa sencillamente era un fracaso desde su origen a finales de los ochentas. Como paliativo puede funcionar (aunque no pocos académicos han puesto en duda su capacidad real para disminuir la emisión de contaminantes [14]) pero a largo plazo estimula el uso del transporte público contaminante y estimula la compra de más autos [15]. Otro aspecto necesario de considerar es que todo ámbito administrativo que es creado, no para asegurar la efectiva satisfacción de un derecho, sino para asegurar a una minoría el ejercicio de una prerrogativa se convierte en el ámbito para dos posibilidades: la corporativización de la sociedad para fines electorales o el espacio ideal para que prolifere la corrupción. Las políticas ambientales y viales han sido el más claro ejemplo. Las últimas modificaciones a la normatividad automovilística trajeron como consecuencia una ola de amparos insensatos promovidos por el PAN y por MORENA para los automovilistas cuyos autos eran modelo 2005 y anteriores; por el otro la corrupción ha sido la norma tanto en verificentros como en las corporaciones policiacas.

Esta situación se agrava por dos motivos. El primero es que el esquema laboral y de negocios del transporte concecionado está basado en el modelo hombre-camión que sencillamente causa contaminación, explotación laboral y serios riesgos para los pasajeros como se ha demostrado ampliamente en Guadalajara. La ventaja para la Ciudad de México es la existencia de las vialidades anteriormente descritas y de la existencia de múltiples formas de transporte público paraestatal o estatal. En los últimos años el problema del hombre camión se ha tratado de solucionar con el sistema de Metrobús el cual ha sido replicado en el Mexibús y el Tuzobus pero se encuentra igualmente rebasado tanto por el hecho de que recorta un carril a los ejes viales como por el hecho de que es incapaz de brindar un transporte de calidad a la gran cantidad de personas que se desplaza diariamente entre el centro y las afueras de la ciudad.  Estos problemas pueden resumirse en lo siguiente: el gobierno no crea una cultura del transporte público solamente solventa necesidades de transporte.

¿Qué implicaría crear una cultura de transporte público? Primero que nada ayudar resolver los problemas laborales de los choferes de rutas concesionadas, en segundo lugar fomentar a través de campañas el uso del transporte público y, ante todo, no usar el transporte público paraestatal (metro, suburbano, metrobus y mexibus) como una medida neoliberal para destruir el sistema de transporte público conformado por el Sistema de Transporte Eléctrico y la Red de Transporte de Pasajeros (esta última con toda una historia que no nos debe hacer olvidar las lecciones heredadas del cierre y la represión a la extinta Ruta 100).   El gobierno no cuida los Trolebuses ni el RTP, ha protegido algunos ramales bajo pretextos de transporte o ecología como fue el corredor ecológico Eje Central, pero en otras partes de la ciudad el RTP casi ha desaparecido y muchas líneas de Trolebus se encuentran abandonadas. Tampoco existe una campaña para ser servidores y usuarios responsables del transporte público fomentando la cultura cívica necesaria para su uso (el ejemplo más simple es que está prohibido bajar y subir pasaje pasando la calle pero esta medida se deja a la discrecionalidad de los agentes de tránsito para morder a los choferes del transporte concesionado).

Mucho se discute sobre la necesidad de renovar y “poner en cintura” las flotas de microbuses, particularmente por parte de los automovilistas que sufren el castigo de las medidas paliativas de los gobiernos locales. Pero esa es una falsa confrontación. El mercado del transporte constituye una mafia explotadora entre las secretarías de transporte y los concesionarios, la asignación de programas para la renovación de autobuses no es pareja y para los choferes que trabajan por cuenta propia la capacidad para obtener un crédito es casi nula. Lo único medianamente bueno ha sido el progresivo abandono de las unidades de baja capacidad de carga sin embargo no es una solución integral porque las nuevas unidades suelen ocasionar problemas viales al ingresar a las colonias, barrios o pueblos.El sistema hombre-camión es un mercado minorista y, como tal, padece de los problemas del capitalismo explotador sobre los pequeños sectores y de la corrupción de las instituciones mexicanas; todo ello a pesar de ser un sector de interés público.  Sin embargo el gran dolor de cabeza con el transporte concesionado (y también con el paraestatal y estatal) es la enorme cantidad de contaminantes que expulsa y es que este es un proceso irreversible. Menos personas en autos son más personas en camiones y los camiones están exentos de no circular aparte de ser unidades con muchos años sin el mantenimiento apropiado.

Recientemente se ha impulsado el uso de la bicicleta como la gran panacea en el transporte pero esta es una falsa esperanza. Como también ha demostrado Salvador Medina en su artículo Bicicletas, ¿la revolución urbana que no será? [16] la bicicleta es un pretexto político para otra medida neoliberal: la gentrificación de los espacios públicos. El discurso de ciclistas contra automovilistas es otro conflicto falso y creado para servir a intereses de mercado. La bicicleta no puede solucionar las necesidades fundamentales de movilidad del grueso de la población, puede ayudar a crear espacios con distintas formas de transporte y movilidad, distintas dinámicas de traslado, pero no puede ayudar a que las personas se trasladen cotidianamente a sus trabajos en una ciudad donde más de la mitad de la población trabajadora recorre distancias que oscilan entre los 15 (considerando localidades en Iztapalapa, Neza, Tlahuac o la Gustavo A. Madero) a los 40 kilómetros (para quienes ingresan provenientes de Tecámac, Cuautitlán, Texcoco o Chalco). Actualmente uno de los ejemplos en torno a la mala aplicación de programas de infraestructura urbana para el ciclismo se tiene en la delegación Benito Juárez donde el proyecto de ciclopista ha afectado la movilidad de las calles y avenidas y, antetodo, se ha realizado sin tomar en cuenta las necesidades de los negocios comerciales que suelen dedicarse a la carga y descarga de productos.

Estas innovaciones en materia de mobiliario urbano para convertirnos en una ciudad moderna han demostrado estar pésimamente planeadas. Dos ejemplos son claros: los semáforos con retardo para cruce de peatones y el mobiliario urbano para acotar cruces peatonales. Desde que los instalaron en la Calzada Ermita Iztapalapa las filas de vehículos han aumentado hasta el doble en horas pico al reducir carriles y entorpecer la circulación. Por un lado crean puentes para agilizar la circulación y por el otro colocan mobiliario para entorpecerla. Por si no fuera suficiente el GDF reduce la velocidad de circulación en todas las vialidades al mismo tiempo que estimula el uso del auto.

Queda finalmente por hablar del gran nuevo chivo expiatorio del GDF: la megalópolis. ¿En qué medida este mounstro urbano donde habita la tercera parte de la población nacional es culpable de la crisis ambiental en una de sus partes? Me fue imposible encontrar en línea investigaciones ambientales acerca de la relación que existe entre la polución de las otras ciudades de la megalópolis con la del Valle de México en específico. A pesar de ello este enfoque no es nuevo, ya lo había usado Alejandro Encinas cuando fue Jefe de Gobierno para decir que la contaminación provenía de los clusters industriales de Pachuca y del EdoMex. Hace unos días los integrantes de la Comisión de la Megalópolis (absurdamente los gobernantes de las entidades) se reunieron y básicamente le dijeron al Jefe de Gobierno que el problema no era suyo. Que los indicadores de contaminación no estaban relacionados y que lo único en lo que podían apoyar era cuidando la normatividad de los autos que transitaban hacia la Ciudad de México [17].

Es difícil valorar estas palabras exculpatorias de los demás gobernadores. Por un lado, y como mencionaba al principio, los demás valles (particularmente Querétaro, Toluca y Puebla-Tlaxcala) se encuentran sumamente contaminados por su propio parque vehicular; por otro lado precisamente las zonas intermedias están llenas de parques industriales [18 para observar los registros oficiales]; finalmente se encuentran las pruebas de la entrada vehícular. Tanto Pachuca como Morelos padecen altas tasas de desempleo que arrojan una cantidad considerable de personas día con día al DF mismas que están dispuestas a realizar 4 horas o más de viaje diario o semanal con tal de conseguir un trabajo, baste para ello observar las personas que piden aventón en la salida a Cuernavaca o el redituable negocio que tiene la empresa Pullman de Morelos en la terminal de autobuses de Taxqueña, misma situación que se repite en la salida hacia Pachuca vía Morelos o autopista y en la Central de Autobuses Norte. También tenemos una importante entrada de vehículos con productos comerciales al Distrito Federal que concentran la distribución de bienes. Habría que obtener indicadores y estudios específicos de estas problemáticas pero dudo que sean la parte nodal del problema. La contaminación del Valle de México es prioritariamente una responsabilidad del EdoMex y del Distrito Federal.

El diagnóstico de movilidad 2007 [19], con el cual se intentó justificar el diseño y construcción de la línea 12 del metro (entre otras medidas) no se ha actualizado hasta la fecha aunque no por ello ha dejado de ser estudiado. Sus conclusiones como las mías son quizá demasiado obvias para quienes las vivimos día con día pero no dejan de ser importantes para la planeación de políticas públicas, movimientos sociales y para la mejor comprensión de lo que sucede en nuestro entorno social. La configuración de la ciudad es ineficiente para un transporte adecuado independientemente del medio que sea, el análisis de los datos de movilidad indica una saturación de las vialidades en horas pico por la propia configuración geográfica pero también por la configuración de los horarios de actividades laborales y escolares como demuestra de José María Casado sobre datos de la misma encuesta de movilidad [20]. La ciudad no es solamente un espacio geográfico que puede ser medido de acuerdo a indicadores salariales, de servicios, de empleo u otros. También es un espacio con una dinámica temporal que afecta activamente su eficiencia en términos de movilidad. La Zona Metropolitana también es ineficiente en ese aspecto y todos lo vivimos cotidianamente cuando pasamos la barrera de cinco minutos que definen si cabemos en el metro, en el camión, o sencillamente tenemos que esperar hasta cuarenta minutos para poder abordarlo.

Hace ya casi un año se le dio mucha publicidad a un estudio denominado Los costos de la expansión urbana: aproximación a partir de un modelo de precios hedónicos en la Zona Metropolitana del Valle de México, realizado por José Alberto Lara Pulido y Gabriela Estrada Díaz de la Universidad Iberoamericana. A mi parecer el uso que se le dió fue el de tratar de justificar nuevamente la necesidad de crear más vialidades y acelerar las existentes por medio de las medidas que se tomarían con los cambios en el programa Hoy no circula y el Nuevo Reglamento de Tránsito. A pesar del malicioso uso que se le dio creo que el estudio hace hincapié en lo que aquí señalo.

Exceptuando los especialistas en temas de urbanismo la mayoría de quienes opinan sobre el tema ambiental han seguido la pauta gubernamental de decir que el problema de la contaminación es un problema que se da entre quienes conducen un vehículo motorizado y quienes no. Eso es falso. Incluso suponiendo que empresas y gobierno pusieran todo su empeño en cambiar los vehículos de combustión interna por medios alternativos el problema de la movilidad no se solucionaría y otras formas de contaminación derivada aparecerían. Aún cuando se sustituyeran todos los camiones o se modificaran las políticas de transporte público (lo que sería un enorme adelanto en la solución del problema) tampoco se hallaría la esperada panacea citadina. El problema fundamental es la configuración de la ciudad, sus características económicas y geográficas así como su dinámica temporal y productiva. En los últimos 30 años el capitalismo neoliberal y sus figuras de poder han movido todas sus piezas para extraer ganancias por medio de la explotación y la corrupción, continuando el proceso de degradación ambiental que ya habían iniciado sus predecesores. Si no se crean y consolidan fuentes de trabajo, servicios, bienes, educación y esparcimiento en las grandes aglomeraciones urbanas construídas en los últimos 35 años la contaminación seguirá generándose en forma de basura, ruido, aguas residuales y, por supuesto, contaminación ambiental. Sólo la organización junto con el diseño de políticas urbanísticas eficientes puede revertir esta situación.

Si bien creo que los problemas político-sociales deben enfrentarse a partir de estudios y estrategias organizativas no quiero cerrar este texto sin hacer una reflexión acerca de la “comodidad del automóvil”. Uno de los grandes pretextos para no usar el transporte público es que este es ineficiente, incómodo, ruidoso, contaminante, etc. La gran alternativa es tener un flamante automóvil calcomanía doble cero o al menos cero. Pero ¿cuáles son las ventajas del auto? Poder asegurarse que va uno sentado es posiblemente una de ellas, la segunda que lleva uno la música que uno quiere y gracias al diseño de interiores de los modelos actuales puede, aparentemente, aislarse del mundo que le rodea. También que las cosas que necesite llevar uno, sean veinte cajas o una pequeña bolsa, pueden ir cómodamente ocupando su espacio sin el temor de que se vayan a caer, estorbar o vaya a ser uno víctima de la delincuencia. Además el auto permite no tomar múltiples medios de transporte y no tener que dar las vueltas por la ciudad a que obliga un sistema de transporte centralizado o con rutas surrealistas y finalmente poder estacionarse lo más cerca posible de su destino.

Todas esas supuestas ventajas son la muestra de que un sistema ideológico y comercial nos ha metido en la cabeza la idea de que una forma de vida es mejor porque incluye determinados comportamientos. A pesar de que esas condiciones puedan darse la mejoría es solamente aparente ya que el automovilista viaja más estresado, está expuesto cotidianamente a la contaminación, cae en una lógica de movilidad individualista y casi siempre agresiva y, por supuesto, incrementa la contaminación en varios sentidos. De hecho las más de las veces no hay lugares para estacionarse a precios accesibles en las zonas céntricas y el Distrito Federal y el Estado de México encabezan las listas nacionales en robo de vehículos. Los seguros contra accidentes y contra robo constituyen un impuesto obligado que beneficia a particulares y que distan de ser bajos. La opción es arriesgarse a las mordidas, la corrupción y a la degradación mayor del entorno social y ambiental de nuestra ciudad.

Con ello no quiero decir que la bicicleta, la motocicleta o el transporte público sean mejores. Cada uno tiene sus deficiencias en una ciudad donde el problema de movilidad, como ha sido mi intención demostrar, va más allá de en qué nos desplazamos. El problema es ¿por qué y cuánto nos desplazamos? La ciudad necesita ser horizontal y democrática y los grandes desplazamientos deben dejarse al esparcimiento y no al ejercicio de nuestros derechos. De todas formas pensemos dos veces antes de hacerle gestos al transporte público.

Atte Ilia Adad

 

[1] http://www.animalpolitico.com/2016/03/8-culpables-y-8-soluciones-al-problema-de-la-contaminacion-alta-en-el-valle-de-mexico/

[2] https://es.wikipedia.org/wiki/Corona_regional_del_centro_de_México

[3] http://www.excelsior.com.mx/comunidad/2013/07/06/907550

[4] www.redalyc.org/pdf/748/74833911006.pdf

[5] https://salvolomas.wordpress.com/2014/07/21/norma-31-es-sacarse-la-loteria-puri-dixit/

[6] http://archivo.eluniversal.com.mx/ciudad/105703.html

[7] https://shailarosagel.wordpress.com/2010/07/31/df-dice-adios-a-la-manufactura/

[8] http://www.inegi.gob.mx/est/contenidos/espanol/sistemas/perspectivas/perspectiva-df.pdf

[9] http://www.scielo.org.mx/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0301-70362010000400006

[10] http://elcomunista.nuevaradio.org/?p=1363

[11] http://www.movimet.com/2013/02/la-cd-de-mexico-df-origen-de-ejes-viales/

[12] http://www.letraslibres.com/blogs/trafico-inducido-mas-calles-mas-trafico

[13] http://labrujula.nexos.com.mx/?p=305

[14] http://www.fisica.unam.mx/personales/hgriveros/docu/10-HoyNoCircula.299122533.pdf

[15] http://somoselmedio.org/blog/tozoonpolitikon/el-programa-hoy-no-circula

[16] http://horizontal.mx/bicicletas-la-revolucion-urbana-que-no-sera/

[17] http://www.milenio.com/estados/Hoy_No_Circula_Hidalgo-Francisco_Olvera_contaminacion-Megalopolis_contaminacion_0_709729342.html

[18] http://mim.promexico.gob.mx/wb/mim/seleccion_del_estado

[19] http://www.fimevic.df.gob.mx/problemas/1diagnostico.htm

[20] http://www.ub.edu/geocrit/sn/sn-487.htm

 

 

Trabajadores y zonas de trabajo

http://cuencavalledemexico.com/informacion/cuenca-del-valle-de-mexico/aspectos-economicos/

Movilidad

http://www.animalpolitico.com/blogueros-transeunte/2014/11/12/hacia-una-estrategia-de-desarrollo-orientado-al-transporte-para-el-df/

http://www.ub.edu/geocrit/sn/sn-487.htm

http://cgservicios.df.gob.mx/prontuario/vigente/2906.htm

Megalópolis

https://es.wikipedia.org/wiki/%C3%81reas_metropolitanas_de_M%C3%A9xico

ciudadanosenred.com.mx/htm/areas/6/economia_9.pdf

http://www.elfinanciero.com.mx/archivo/las-fallas-de-las-ciudades-bicentenario.html

…tenemos que recordar que no existe eternidad…♫

Lady Godiva. Pintura de John Maller Collier (1897)

Carmina 85
Cátulo

Odio y amo. Por qué hago esto, quizás te preguntes.
Lo ignoro, pero así me siento y me torturo.

COMÚNMENTE ES ASI
Vladímir Mayakovsky

El amor le es dado a cualquiera
pero…
entre el empleo,
el dinero y demás,
día tras día,
endurece el subsuelo del corazón.
Sobre el corazón llevamos el cuerpo,
sobre el cuerpo la camisa,
pero esto es poco.

Sólo el idiota,
maneja puños
y el pecho lo cubre de almidón.
De viejos se arrepienten.

La mujer se maquilla.
El hombre hace ejercicios con sistema Müller,
pero ya es tarde.
La piel multiplica sus arrugas.
El amor florece,
florece,
y después se deshoja.

Valsinha
Vinicius de Moraes y Chico Buarque

Un día él llegó tan diferente de su modo de siempre llegar
la miró de un modo más candente del aquel que siempre acostumbrábala mirar
y no maldijo tanto a la vida como era siempre su modo de hablar
y no la dejó sola apartada, para gran espanto la invitó a bailar.
Entonces ella se puso bonita como hacía mucho tiempo no osaba estar
con su vestido escotado oliendo a guardado de tanto esperar.
Después se tomaron del brazo como hacía mucho no solía pasar
y llenos de ternura y gracia fueron a la plaza y se empezaron a abrazar
y allí danzaron tanta danza que toda la vecindad se despertó
y fue tanta felicidad que la ciudad entera se iluminó
y fueron tantos besos locos
tantos gritos roncos como no se oían ya…
que el mundo comprendió…
y el día amaneció
en paz.

Idilio
Willie Colón

Solo me alienta el deseo divino de hacerte mía
mas me destruye la incertidumbre que estoy pasando
es que la nieve cruel de los años mi cuerpo enfría
Y se me agota ya la paciencia por ti esperando

Que a besos yo te levante al rayar el día
(el día nos sorprenda corazón)
Y que el idilio perdure siempre al llegar la noche
(la noche sea tan solo de los dos)
Y cuando venga la aurora llena de goce
(juntos solos tu y yo)
se funda en una sola tu alma y la mía

soñando contigo queriendo
que se cumpla nuestro idilio
a veces me voy a un rincón
y me quedo en el vacío
sufriendo por ti amor mío
te llama mi corazón

soñando contigo queriendo
que se cumpla nuestro idilio
y verás lo lindo que es el amor
cuando se quiere de verdad
no existe duda no existe el rencor
solo un corazón que es para los dos

soñando contigo queriendo
que se cumpla nuestro idilio
eh yo esperaría mil años
si fuera tu condición
pero el tiempo va volando
ven y calma mi pasión

soñando contigo queriendo
que se cumpla nuestro idilio
y así muy juntos volver a sentir
que se funden tu alma y la mía
en un abrazo un idilio de amor

Manga Berserk de Kentaro Miura.

Ausencia
Héctor Lavoe

Ha terminado otro capítulo en mi vida
la mujer que amaba hoy se me fue
esperando noche y día
y no se decide a volver.
Pero yo sé que volverá
y si no de penas moriré
qué yo he hecho
qué te hizo partir.

No sé, si con el tiempo
esta herida se sanará
no hubo
motivo
para terminar.
La he tratado de olvidar,
mas sin embargo la recuerdo más,
no se asombre si ven a un hombre llorar.

No importa tu ausencia te sigo esperando
El día que tú te fuiste
triste me quedé llorando
ay regresa te lo pido
que por tu amor
yo te juro me estoy matando.

– Ey yo vi llorar a un hombre ante un espejo
por una amor que le negara el cielo
y asombrado me dio un escalofrío
al vere en ese espejo el rostro mío.

No importa tu ausencia te sigo esperando
– Eh y yo seguiré esperando
hasta el día en que me muera.
Si Dios me quita la luna no me siento malo;
pero si me lleva a ti me lleva las estrellas.

– Oye veinte años no son nada
si te gusta romper un coco
por mi madre yo te juro a ti cosa buena
que si no vuelves yo me voy a volver loco.

Sencillamente
Bersuit

Dame sencillamente
Lo que más te guste,
Dame solamente
Lo que más te guste
Y nada más.
Es que estás llena de sombras
y ensombreciste la casa,
el nido estaba caliente
y acabó por enfriar.
A veces duele mentirte la verdad
es que te veo acovachada
como una fiera acorralada
que sólo a mí quiere atacar.
Por eso
dame sencillamente
lo que más te guste,
dame solamente
lo que más te guste
y nada más.
El esfuerzo te afea,
sólo curvas en la espalda,
la vida pierde la gracia
para el que olvida celebrar.
Y me pedís lo que no tengo, mi bien
lo que haga no te alcanza
no hay pan que tape el agujero
el de la angustia existencial.
Por eso
dame sencillamente
lo que más te guste,
dame solamente
Lo que más te guste
Y nada más.
Estás hincada mirando al suelo
con una virgen en tu regazo
te deshiciste de vos
y  ahora lo culpás a Dios.
Es que amo tu sonrisa
y lo demás no me hace falta,
si bailaras para el cielo esta noche amor
buenos augurios llegarán.
A veces me siento cruento
al fantasear con tu vida,
no pongo demás expectativas
de que vayas a cambiar
y a veces te volvés exigente
esperando magia en mis propuestas
pero alguna absurda respuesta
te vuelve a decepcionar.
Dame sencillamente
lo que más te guste
lo que más te guste.
dame solamente
lo que más te guste
y nada más.

Poema inconcluso
Vladimir Mayakovsky

I

¿Me quiere? ¿No me quiere? Retuerzo las manos
y los dedos
destrozados desperdigo.
Así deshojan al adivinar y esparcen
por mayo
corolas de margaritas del camino.
Aunque las canas descubran el peinado y la barba;
aunque abundantes suenen en plata
los años
espero, confío; que jamás llegue
a mí el vergonzoso buen juicio.

II

Son las dos
estarás en la cama
O tal vez
tú también andes mal.
No hay prisa,
y con urgencias de telegrama
no tengo
porqué
despertarte y molestar

III

El mar se aleja de mí.
El mar se aleja a dormir.
Como dicen, incidente zanjado,
la barca querida varó en lo diario.
Estamos en paz,
y no viene a cuenta un listado
de mutuos dolores, penas y agravios.

IV

Son las dos estarás en la cama.
La Vía Láctea es un Osa de plata estelar.
No hay prisa y con urgencias de telegrama
no tengo porqué despertarte y molestar.
Como dicen, incidente zanjado,
la barca querida embarrancó en lo diario.
Estamos en paz y no viene a cuenta un listado
de mutuos dolores penas y agravios.
Mira en el mundo qué paz;
la noche orló de un tributo de estrellas el cielo.
A estas mismas horas te levantas a hablar
a los siglos, la historia y el universo.

V

Sé de la fuerza de las palabras, sé de las palabras el rebato.
No son a las que aplauden los palcos.
De palabras tales se desprenden los ataúdes
y sus cuatro patitas de roble sacuden.
A veces la suprimen, no se publica ni imprime,
pero la palabra vuela con las cinchas ceñidas,
tañe los siglos y llegan a rastras los trenes
a lamer las manos encallecidas de la poesía.
Sé de la fuerza de las palabras: parece de memos,
pétalos caídos bajo los tacones de un baile.
Pero el hombre con el alma los labios los huesos…

Me quedo contigo (si me das a elegir)
(fragmento)

Manu Chao

Si me das a elegir
entre tú y mis ideas…
aunque yo sin ellas
soy un hombre perdido.

Bonus
Triste Adiós

Nacho Mostacho y Beto Batuca

Por qué si me dejas no dejas que te deje yo
por qué si me odias no acabas ya de un jalón
por qué me devuelves torcido mi corazón
son tristes los días de amor.

Contigo mi risa se fue mi buena voluntad
también mis canciones pulmones y mi occipital
y lo que fumamos, soñamos ¿cómo que te vas?
son tristes los días de amor.

Amor sin penas
dichas ajenas
son tristes los de amor.

Te quiero tanto
casi no guanto
son tristes los días de amor.

“Lo que me gusta de tí”
en Bastonazos de ciego por Andrezzinho

El hombre que tenía una tristeza

Érase una vez un hombre que tenía una bella tristeza. No era un hombre triste sino un hombre que guardaba una tristeza. Hombre infeliz y doliente a todas horas se veía consumido por ese sentimiento que lo acosaba y al cual, sin embargo, guardaba con gran recelo. Un día el hombre volteó al espejo y encontró un hombre avejentado y jorobado, ojeroso y pálido, sumamente cansado al cual no recordaba haber visto. Incrédulo se movió varias veces ante el espejo e incluso revisó éste esperando fuera una broma extraña de alguien más o, al menos, de su mente. Hubo de reconocer que era él, que la tristeza lo había consumido y que su vida corría gran peligro. Fue por ello, algo así como un despertar repentino a la vida, que decidió deshacerse de su tristeza.

Corrió a un lago cercano y mirose en el agua clara, abrió la boca y esperó a que la tristeza saliera por ella pero nada pasó. Esa tristeza se había anidado profundamente y se negaba a salir del tibio hueco en el pecho del hombre. Entonces corrió a un pirul y compartió su llanto con los del gran árbol. Trazó en su rostro líneas colgantes de lágrimas como las hojas que de la copa resbalan y cristalizó al sol el agua salina en sus mejillas como el llanto resinoso del árbol enfermo. Pero la tristeza tampoco salió. Después de varios intentos decidió que había que matar a la tristeza y pagó noche tras noche carteleras de comedia en cines y teatros buscando aminorar su poder para extirparla. Luego acudió a los más disímiles pasatiempos para olvidar a la tristeza a ver si se secaba pero todo fue en vano. La tristeza se negaba a morir.

Viendo que no era posible separase de ella redobló sus esfuerzos intentando bellos romances y preciosas amistades que lo sacaran del letargo en que lo sumía la tirana de su pecho. Pero tampoco fue posible. Hasta los momentos más alegres y los más risueños remitían a un dejo de melancolía con que la tristeza le recordaba su presencia. Al final decidió acudir a alguien más capacitado para que le ayudase. Fue con médicos, psicólogos y psiquiatras y les contó de su caso. Ellos prometieron ayudarle y por esfuerzo no pararon. Le recomendaron una serie de actividades y cambios en su vida, al parejo le dieron pócimas y pastillas que embriagaban aquel soberano sentimiento y que jamás dieron visos de desterrarlo. Junto con estos remedios recibió terapia el buen hombre y ahí removieron sus recuerdos y sus olvidos, su pasado y su presente, en ellos los médicos vieron los indicios de lugares donde la tristeza se pudo haber metido o gestado o sencillamente aparecido.

Todo fue inútil. Aquel desdichado seguía compungido y nada podía sacarlo de ese estado. Sucedió entonces que en aquellas sesiones brotó a su conciencia un humilde recuerdo, uno muy débil mas no por ello menos hermoso. Cuando era niño solía ver, en ciertas ocasiones, volar a su alrededor cientos o miles de hormigas rojas, que con sus extremidades de apareamiento, buscaban donde establecer su nueva familia. La vista era hermosa sintiéndose nadar en una tormenta de hadas malditas mientras los animales por doquier disfrutaban el festín de aquellas que tan sólo buscaban un refugio después de haber amado. Un día perdió la novedad el evento, sería acaso el cansancio y los raspones del juego o el que ya estuviera dejando de ser un niño, y dedicose a ver el espectáculo toda la tarde hasta que una de ellas cayó, llevada por el viento, en su mano.

Movido por la curiosidad el jovenzuelo la acercó a su rostro y comprendió de inmediato la agonía por cansancio que sufría el pequeño animalillo. En un momento su corazón mudó y de su tradicional diversión pasó a una curiosidad compasiva que le hizo preguntarle de donde venía. La hormiga respondió que el origen de su jornada se hallaba a tres colinas de donde había caído y que se hallaba extenuada. Curioso el joven volvió a inquirir “¿y porque has volado tanto?” y la hormiga respondió “hoy, cuando el sol calentaba la mañana, salí de mi agujero dispuesta a amar a mi especie, mi familia, en la caricia de un zángano que me ha ofrendado su semilla, en la mirada cariñosa de las guardianas del hormiguero y en la bella promesa de la colonia que intento fundar… por ese amor he volado tanto”. Incapaz de refrenar sus dudas el chamaquillo prosiguió “y no era acaso suficiente con que volaras un poco, ¿para que volar tanto que arriesgas tu vida?”. El animal ya moribundo respondió: “he volado con ahínco porque mi familia se acaba, se muere. Mientras los caminos del hombre se esparcen menos tierra existe para formar nuestros nidos. Una desolación invade el hormiguero, agobia a mi madre, al saber que posiblemente nos aguarda un triste destino. Hacer menos esfuerzo hubiera faltado al respeto del amor que me fue prodigado en mi crianza, en mi sustento y en la caricia con la que comenzó este día. Por eso he volado hasta aquí como todas ellas, sabiendo que nos enfrentamos, por igual, a la muerte.” En ese momento la compasión inundó a aquel que contemplaba tal desgracia “¿hay algo que pueda hacer por ti? -le dijo- no quisiera que tu muerte fuera en vano.” “Nada puedes -le contestó- pues ahora que me enfrento a mi final veo con claridad que nuestro fin está marcado, así solo ésto te pido: apresura mi final.” Obediente las manos rojizas de raspones del niño colocaron la hormiga en la punta de uno de sus dedos sobre la que rápidamente aplicó el dedo pulgar dando fin a la desdichada. Fue entonces cuando sintió por primera vez una genuina melancolía.

Habiendo recordado ello, aquel niño ahora hecho hombre, corrió a decírselo a los doctores. Les narro la historia entera y les enseñó su dedo. No solo estaba seguro de que era la hormiga la que le había contagiado la tristeza sino que estaba seguro que ésta se había metido por aquellos dedos que, en aquel entonces, tuvieron tantas magulladuras. Los doctores pacientemente le hicieron ver que la tristeza no se contagiaba y le explicaron sobre la mente y los sentimientos y muchas otras cosas de las cuales a veces comprendía y otras tantas no. Al final el hombre estaba más convencido que nunca que la hormiga le había contagiado la tristeza y de que aquellos galenos no podrían con su problema. Así que regresó a su casa, cansado de nuevo, agobiado, melancólico, decaído y nostálgico. Se tendió en la cama y mirando al techo reflexionó. Si lo pensaba no era tan grave tener una tristeza. No era agradable pero eso era porque ¡precisamente era una tristeza! Además esa tristeza era un regalo, el de una raza moribunda, el de un amor desperdiciado, una triste broma de los dioses que se manifestaba en un efímero animalito.  Y ese animalito se la había regalado de manera franca y sincera. Era, sin dudarlo, el regalo más bello que le habían dado en su vida.

Aun así seguía siendo peligroso. Así que fuese regalo o no decidió devolverlo por lo que fue a los lugares de su niñez y buscó con ahínco un hormiguero para devolverle la tristeza a alguien. Quizá reconociendo su origen la tristeza se saldría. Pero no encontró el hormiguero adecuado, aquellos que visitó eran de especies completamente distintas y no unas hormigas rojas, carmesí, ligeramente grandes como él recordaba a aquella pequeña y sufriente amiga de unos instantes. De ahí se dirigió a ver un biólogo. Después de haberle explicado pacientemente qué clase de hormigas buscaba el científico hizo una mueca y le relató que hacía unos años esas hormigas habían desaparecido, precisamente, en los rumbos donde aquel triste hombre fuera niño, ahí también fueron los últimos hábitats de aquellas moradoras.

Desesperanzado volvió a su casa. No podría librarse de esa tristeza nunca más. Era inútil seguir buscando remedio. Era una tristeza indestructible producto de un pueblo extinto. “¿Por qué -pensaba él -sería capaz de erradicar de mi corazón semejante loza?”. Entonces vino a su mente la repentina solución: disfrutaría su tristeza hondamente, la cultivaría, la cuidaría, la protegería de las alegrías inclementes. Si él se hallaba triste con su tristeza, ésta sería dichosa en un corazón amargado. Preparó todo cuidadosamente pintando su casa de tonos oscuros y sellando las ventanas. Cambio las luces por candiles y vistió sus ropas más raídas e incómodas.

Se dedicó al recuerdo para avivar la nostalgia visitando las casas de antiguos amores, viejos amigos, las tumbas de quienes se habían ido y otros pormenores con los que amamantó vivamente la tristeza. Contempló la muerte de cerca, no para ver los cadáveres, sino para apreciar con viveza las lágrimas de quienes les rendían tributo en los velorios y verse contagiado de su desesperación. Armose con la biblioteca más cuidada de todos los poetas que habían compuesto los lamentos y odas más amargas. Contempló la tragedia humana, la pobreza de la vida, la desesperación de los pobres, los oprimidos y los exiliados. La tragicomedia de los caídos en desgracia, los amantes de la bebida, los abandonados por dios. Incluso visitó a las plañideras indagando en sus llantos.

Años vivió de esa manera y, mientras, en su corazón la tristeza creció integrándose al órgano y a sus venas. Éste, agotado, empezó a marchitarse y hacerse pequeño. Al principio el hombre sufrió mareos, más adelante empezó a tornarse pálido y finalmente se tornó más mounstroso de lo que originalmente se viera en el espejo. Jadeante y sin corazón le dejo de importar la vida y dejó de importarle la tristeza.  Se dio cuenta de pronto, que la tristeza moriría con él. Aun siendo tan poderosa sobre su corazón era, por sí sola, otra insignificancia de la vida y que a su muerte se esfumaría en el viento. Sintiéndose fracasado en su cruzada contra y a favor de su tristeza se entregó a la muerte y un día su corazón, empequeñecido, dejó de palpitar. La tristeza por su parte sin un corazón que la alimentara también en pocas horas murió.

El hombre fue enterrado después de un homenaje sencillo pero cariñoso. Irrisoriamente su entierro fue un conjunto de alegrías y cantos en que la gente intentaba rendirle homenaje. Finalmente fue depositado en la fosa y al poco tiempo olvidado. Sucedió entonces, dentro de la tumba, Su corazón se había hecho tan pequeño y duro por la tristeza que era incapaz de podrirse como el resto del cuerpo. Un día aquel minúsculo órgano desecado se partió y de sus entrañas surgió una pequeña cabecita roja con dos fieras mandíbulas. Dos antenas poco a poco se estiraron mientras una pata delgada y puntiaguda las alaciaba. Cuando estuvo listo el animalito salió y pudo apreciarse que tenía dos alas grandes y hermosas. De inmediato se puso a buscar la salida de aquella cueva de costillares, de aquel féretro aprisionador y subió por huequillos en la tierra. Cuando llegó al cielo respiró tranquila sabiéndose sola pero fecundada en su interior. Esperanzada extendió las alas y se dejó arrastrar por el viento.

________________________

Ilya

Te he fallado

 
1 – Te he fallado
pues deseábate sin calma y sin prisa
y mientras me laceraba en tu nombre
el día en que al fin pude ser tu hombre
lastimado me enrosqué ante la brisa;
y ahora estoy aquí pensando un rato
si tú al menos me extrañarás un poco
nada ha cambiado pues me sigo volviendo loco
cuando rezo por las noches al pie de tu retrato
 
2 – Te he fallado

pues despues de compartir nuestros días

pudo más el mundo y su castigo
nos olvidamos mutuamente y sin permiso
y tornamos el cariño en agonías;
queda en cambio la confianza
de los que lamen sus heridas
despojándose con calma de las bridas
de un deseo que se torna en añoranza
 
3 –  Te he fallado
pues quise desearte inmensamente
sin que sintieras que te ahogabas en mis brazos
lo unico que consegui fue mi corazón en pedazos
y que detestaras mi compañía prontamente;
ahora te veo y pienso silencioso
en como la vida te aleja sin llevarte
mi amistad y compañía son el baluarte
para honrar de nuestras sendas lo sinuoso
 
4 – Te he fallado
pues pisotée el retoño de un futuro anhelado
en aras de conquistar cimas bien antañas
desprecié los dados de un juego sin mañas
pues insistía en contemplar un campo marchitado;
¡¿cuánto promete el amante en la caricia
que hasta la sonrisa pareciera dejarse en prenda?!
¿Como puede el cariño ser farsa tan tremenda
cuando solo con dolor se paga cada albricia?
 
5 – Te he fallado
pues te prometí mi amistad serena
cuando en realidad deseaba tu cuerpo contemplar
con el alma inquieta me esforcé por mi alma templar
hasta que tranquilo y taimado te invité a la verbena;
estás tan lejos de mí ahora que la vida te lastima
que me obligas a repensar los medios y los fines
la dicha mutua no puede tejerse de las crines
arrancadas a la esperanza falsa de una estima
 
6 – Te he fallado
es una sensación que me discurre constante
sin saber que esperas de un alma perdida
que siempre ha de sentirse invandida
por el pánico de ser un error trashumante;
es este un camino lleno de ideas absurdas
encadenadas por lógicas que no concuerdan
con el deseo de que las historias se reviertan
y que regamos con discusiones inútiles e inmundas
 
7 – Me he fallado
pues no dejo de soñar con los errores
mi mente se esfuerza por ver lo correcto
y solo crea pesadillas con sendas de lo perfecto
hasta que el sol reviva los reales amores;
cansado y desfalleciente sé que todas las mañanas
fallaré de nuevo en mi inútil búsqueda de un placer vedado
a alguien que lo busca, pues el verdadero placer es dado
a quien tan solo camina sin temer a las tristezas tempranas
 
Quedó asqueroso, quedó horrible, es un asco. Yo lo sé. Me he fallado.
 
SicD
 

Fucking life…

Trainspotting
 

Elige la vida. Elige un empleo. Elige una carrera. Elige una familia. Elige un jodido televisor grande. Elige lavadoras, coches, equipos de compact disc y abrelatas eléctricos. Elige buena salud, colesterol bajo y seguro dental. Elige hipoteca a interés fijo. Elige una casa para empezar. Elige a tus amigos. Elige ropa deportiva y maletas que hagan juego. Elige pagar a plazos un traje de marca en una amplia gama de putos tejidos. Elige "hágalo usted mismo" y preguntate quién mierdas eres los domingos por la mañana. Elige sentarte en el sofá a ver teleconcursos que nublan la mente y aplastan el espíritu mientras llenas tu boca de puta comida basura. Elige pudrirte de viejo cagándote y meándote encima en un asilo miserable, siendo una carga para los niñatos egoístas y hechos polvo que has engendrado para reemplazarte. Elige tu futuro. Elige la vida… ¿pero por qué iba yo a querer hacer algo así? Yo elegí no elegir la vida: elegí otra cosa. ¿Y las razones? No hay razones. ¿Quién necesita razones cuando tienes heroína?


Requiem for a Dream

-Pero no lo entiendo. ¿Por qué estás tan enojada con tus viejos? Quiero decir…te han dado todo. Te ayudaron con un departamento con un siquiatra.
-Lo que está bien, sabes. Está bien. Es sólo que el dinero no es lo que realmente he querido de ellos. ¿Sabes? Yo tengo mucho más que ofrecer.
-¿Por qué no te alejas de ellos?
-¿Y cómo se supone que voy a hacer eso?
-No lo sé… ¿Y qué hay acerca de tu ropa? Tus diseños son grandiosos. Puedes abrir una tienda.
-No puedo.
-¿Por qué no?
-¿Cuando tendría tiempo para estar contigo?

-Te lo digo mamá: Algún día lo lograré.
-Tú no tienes que lograr nada mi amor. Sólo tienes que querer a tu mamá.
-¿Qué estás haciendo bebé?
– Nada. Sólo pensando en ti. En las cosas desagradables que estoy a punto de hacerte.
-Me asustaste, de muerte.
-No quiero asustarte,no voy a asustar a nadie. Sólo quiero un poco de paz, felicidad. Eso es todo. Justo ahora…lo quiero para la mujer más atractiva que haya visto. Eso es lo que voy a hacer.

Soy "alguien" ahora Harry. A todos les agrado. Pronto, millones de personas me verán. Y a todos les voy a agradar. Les diré acerca de ti. De tu padre. Lo bueno que fue con nosotros. ¿Recuerdas? Es una razón para levantarse en la mañana. Es una razón para perder peso… para caber en el vestido rojo. Es una razón para sonreir. Hace que el mañana sea bueno. ¿Qué pasa si muero Harry? ¿Por qué debería hacer la cama o lavar los platos? Lo hago. ¿Pero por qué debería? Estoy sola. Tu padre se ha ido. Tú te has ido. No tengo a nadie para… preocuparme. ¿Que tengo Harry? Estoy sola. Estoy vieja.


 
Eternal sunshine of the Spotless Mind

Quiero decir estoy siempre ansiosa pensando que no estoy viviendo mi vida plenamente, ¿sabes? Llevando ventaja en cada posibilidad y garantizando que no estoy desperdiciando un segundo del poco tiempo que tengo.

-Muchos chicos piensan que soy un concepto o el completo que los voy a hacer sentirse vivos. Sólo soy una chica aferrada a la paz y buscando algo de espíritu. No me determino como tú.
-Recuerdo este discurso muy bien.
-¿Yo acabé contigo, no?
-Tú acabaste con toda la raza humana.
-Probablemente aún pensabas que tú ibas a salvar mi vida.

 

 
Lost in translation

-¿Qué haces aquí?
-Un par de cosas. Descanso de mi esposa, olvido el cumpleaños de mi hijo y recibo dos millones de dólares por promocionar un whisky cuando podría estar haciendo una obra de teatro en algún lado.
-Oh.
-La buena noticia es que el whisky surte efecto. ¿Qué haces tú?
-Mi esposo es fotógrafo y está aquí trabajando y yo no estaba haciendo nada, así que lo acompañé. Tenemos unos amigos que viven aquí.
-¿Cuánto tiempo llevas casada?
-(…) Dos años.
-Yo, 25 largos años.
-Probablemente pasas por la crisis de los 40. ¿Ya compraste un Porsche?
-¿Sabes? Estaba pensando en comprar un Porsche.
-Veinticinco años. Eso es… pues, es impresionante.
-Pues, dormimos una tercera parte de nuestras vidas. Eso le resta inmediatamente ocho años a mi matrimonio. Así que quedan 16 y pico. Soy un adolescente en el matrimonio. Puedo manejarlo, pero hay accidentes de vez en cuando.
-Sí.
-¿A qué te dedicas?
-A decir verdad, aún no estoy segura. Terminé mi carrera esta primavera.
-¿Qué estudiaste?
-Filosofía.*
-Se gana mucho dinero en ese tinglado.
-Sí. Pues, hasta ahora, es gratuito.
-Sé que se te ocurrirá qué hacer.
-Sí.
-Espero que tu Porsche te funcione.
-Salud por eso, ¿eh?
-Salud por eso.

*(Putos países desarrollados. Nota del Transcriptor)

 

 
Hedwig and the angry inch

¿No me conoces Kansas? yo soy el nuevo Muro de Berlin. Intenta y echamé abajo! Nací en el otro lado de una ciudad dividida en dos. Salí de la gran división ahora voy a por tí los enemigos y adversarios intentan echarme abajo (…) Salí de la mesa del doctor como Lázaro de la fosa ahora todos quieren darme una puñalada y decorarme sangre, graffiti, y quemaduras los enemigos y adversarios. Intentan echarme abajo! Me quieres, baby, yo te reto Intenta y echarme abajo!

…recuerdo una vez cuando yo tenía seis años yo estaba mirando mis dibujos animados favoritos en el canal del ejercito americano: "Jesús Era Bueno." Jesús dijo la cosa del darndest. Nunca más menciones ese nombre de nuevo. pero él se murió por nuestros pecados. Lo mismo hizo Hitler. El poder absoluto corrompe. absolutamente. Hijo, es mejor no tener poder.

"You, Kant, Always Get What You Want."

¿Piensas que el amor dura para siempre?
No, pero esta canción sí. No ataques a un tema multi-platino .
¿Desde cuándo eres Mr comercial?

 

 
Fight Club

Toda una generación bombeando gasolina, atendiendo mesas o de esclavos en oficinas. La publicidad nos manda tras autos y ropa, a trabajos que odiamos para comprar mierda que no necesitamos. Somos los hijos medianos de la historia, sin propósito ni lugar. No tenemos una Gran Guerra, una Gran Depresión. Nuestra gran guerra es espiritual. Nuestra gran depresiónson nuestras vidas. Nos han criado viendo la TV y creyendo que un día seremos millonarios y estrellas de cine y de rock, pero es falso. Y lentamente nos estamos dando cuenta. Y estamos muy, muy encabronados.

Nada de miedo. Nada de distracciones. La habilidad de ignorarlas cosas que no son realmente importantes. Tu no eres tu trabajo. Tu no eres el dinero que tienes. No eres el auto que manejas. No eres el contenido de tu cartera. No eres tus pantalones de mierda. Tu eres la materia fecal obediente del mundo.

Creeme. Todo va a salir bien. Me conociste en un momento muy extraño de mi vida.

 

 
Clockwork Orange

Hemos estudiado el problema. Lo hemos estado estudiando por un maldito siglo, si, pero no hemos llegado más lejos en nuestors estudios. Tienes una buena casa, padres que te aman. No tienes un cerebro demasiado estúpido. ¿Es acaso un tipo de diablo el que se arrastra dentro de tí?

¿Busca Dios la bondad o la elección de la bondad? ¿Es un hombre que elige ser malvado quizá mejor de alguna forma que un hombre a quien le ha sido impuesto ser bueno?

Elección El chico no tiene elección ¿o sí? Interés en sí mismo, el miedo del dolor psicológico lo convierte en ese grotesco acto de autodegradación. Su falta de sinceridad salta a la vista. El dejó de ser un equivocado. También dejó de ser una criatura capaz de elección moral.

 
 
Atte. Un Pedo Mental.

Ora resulta que soy sofista…

Una cosa que me encanta, a pesar de sus resultados a veces adversos, es la manera como me catalogan muchas personas que me rodean. Es una situación un tanto confusa ya que por un lado me enorgullece la aparentemente inclasificable naturaleza de mi persona (sic) y por otro lado es un indicador de lo caótico de mi personalidad. Realmente creo que se debe a mi falta de compromiso con esta vida. Me califican últimamente de "contreras", de sofista, de cosas por el estilo. No puedo negar que a veces tiendo hacia ello: doy la apariencia de sostener una postura pero sólo la sostengo en tanto es crítica de aquella que tengo enfrente.

Quizá esto se deba a que le he perdido el interés a casi todo en esta vida. No es una declaración de melancolía o sentimentalismo sino el hecho ideológico bajo el que baso mi manera de actuar: realmente toda verdad está constituida como una valoración subjetiva que fue construida al paso de muchas experiencias intersubjetivas. El juicio es una perspectiva multifacética de la relación que establecemos con un objeto que para ser calificado de tal ha sido conceptualizado. La realidad de tal objeto y de nosotros mismos en el momento de la interacción escapa a nuestras capacidades de conocimiento o de juicio, es la percepción limitada del objeto en el seno de la memoria quien es calificada de verdadera o falsa y se hace por métodos de juicio que trabajan con lo que les es propio: pensamientos. Así la Verdad es sólamente un mecanismo psicológico de validación de distintos pensamientos como representaciones de una supuesta realidad existente que solo capta el sujeto pensante a través de esas mismas verdades.

Conforme la experiencia del sujeto cognoscente y pensante atiende a una mayor cantidad de variables y estas no son compartidas ni valen lo mismo que para otros sujetos la tal verdad se vuelve relativa. La subjetividad siempre existe pues nuestro pensamiento es un evento único e irrepetible, pero la similitud de diferentes estructuras dentro de las que se construye este pensamiento respecto a las de otros hace que nuestros conocimientos y posibilidades sean similares y que existan canales de comunicación que nos permitiran comunicarnos unos con otros, si bien lo que intentamos expresar nunca será captado en su sentido estricto tal y como lo pensabamos al enunciarlo (quizá ni nosotros mismos entendemos del todo lo que pensamos y expresamos) si hay la posibilidad de que parte del significado se comparta y permita emitir y recibir el mensaje.

Todo esto para expresar que: las personas tienen derecho a decir lo que quieran y a la vez no tienen el derecho. Si podemos establecer la existencia de algo real, ello nos supera y nos contiene y no podemos expresarnos de acuerdo a esa realidad sino solo a la verdad con la cual concebimos la realidad. Para cosas más falibles hemos inventado la validez. Así pues todo lo que digan no podré entenderlo y comprenderlo en toda su extensión pero me acercaré bastante más de lo que los entendería un perro. De todas maneras siempre tendrán fallos en su pensamiento, siempre tendrán puntos débiles y siempre será válido de alguna manera lo que expresan. En resumen: puedo ser abogado del diablo.

Me da risa que crean que porto una camiseta, que el mundo dentro de las mentes sea tan pequeño como para querer portar una insignia grabada en la consciencia. No es que sea incapaz de ser fiel o leal como los mortales desean, solo es aceptar que voy a terminar siendo infiel o romperé mi lealtad en algún momento queriendo o sin querer. Que entre todas las absurdas verdades que hay hay una bastante precisa que enuncia como subyacen utilitarismos naturales a la mayoría de nuestras conductas y que en base a las necesidades por las que ocurre se cometen los mayores logros y las más cruentas maldades.

Podría extenderme más, pero eso será materia de mi blog, cuando lo pueda terminar de editar (me da hueva), solo diré que me fastidia ver como las personas defienden posturas como parte de sí, yo solo lo hago por llevar la contraria en apego al inútil ideal de encontrar verdades más precisas y más certeras.

El dolor mata
a cuentagotas como las balas
de una en una
se meten en un cuerpo sin alas

Allende los vientos
que arrastran historias olvidadas
allá mientras es aqui a un tiempo
se matan por banderas deslavadas

de purpura es el nectar
de los hombres rencorosos

su ira es contagiosa
el mal pasa a través de la mirada

La tormenta de la noche
iluminada por cánticos de pólvora
odio los escudos las banderas
sirven para comer escoria

hijos nonatos les explico
porque no verán la luz del sol
no quiero heredar asesinos
no quiero maldecir a mis niños

de púrpura es el néctar
de los hombres rencorosos

su ira es contagiosa
el mal pasa a través de la sangre

yo no tendré bandera
ni dios que me absuelva tanta vida
tengo mis hermanos
y a sus banderas yo rindo pleitesía

No quiero enfrentar el azote
no quiero mirar la muerte en mano ajena
no quiero ver la súplica siquiera
no quiero quedarme quieto ante tu pena

de púrpura es el néctar
de los hombres rencorosos

su ira es contagiosa
el mál pasa a través de mis despojos

Atte. ZyKd

P.D. Que se consuman en su fuego del otro lado del mundo, no vaya a ser que me encariñe con alguno de ellos.

boleros… un poco más

He puesto en mi Hi5 una lista de canciones bastante dolidas… puros boleros, y dos que tres rancheras. Si, porque la verdad estoy dolido. Por diferentes razones que no voy a chillar ante el que esté leyendo estas palabras más que de una manera críptica, sentimental pero racional al mismo tiempo, para tratar de obtener algun resquicio de esperanza dentro de ese foco de 25 watts que llamamos pensamiento.
Siempre he pensado que el amor no es más que un mecanismo psicológico que apoyándose en las ganas de coger o de reproducirse nos ayuda a llevar a término tales propósitos inatos. No es ninguna manera un seguro que esto suceda claro jajaja pero es parte de las herramientas con las que contamos dentro de nuestra evolución. Con los años he aprendido que no solo es un mecanismo psicológico sino que esta influido  y construido profundamente por la construcción personal dentro de un contexto social, que es al mismo tiempo parte de la cultura, de manera que el amor es esa forma cultural con la cual dentro de la memoria y la construcción de simbólos y signos psicológicamente relevantes construidos intersubjetivamente generamos gustos, emociones y finalmente sentimientos, particularmente el mencionado. Muchos dicen que sobajo una faceta tan importante de la existencia o bien que  al racionarla tanto me quiebro la cabeza. No creo que sea para menos. En nombre del amor se cometen acciones aparentemente constructivas y también las más destructivas, desde crímenes pasionales hasta genocidios.
Puedo definir así el amor porque es una palabra que engloba una sensación de apego o necesidad hacia algo o alguien independientemente de su presencia. La humanidad se ha servido, al menos en el idioma español, de esta ambigüedad de su significado para justificar su existencia y las acciones derivadas cuando podría haber una palabra paa el amor filial, el fraternal, el pasional y ¿por qué no? el sexual. Sin embargo parte de la angustia tan bella en que vivimos, que me demuestra existe siempre un inato masoquismo y gusto al dolor en las personas como prueba misma de su existencia es que esta palabra nunca ha sido descalificada sino que aún encubre estas docenas, quiza centenas de significados. Viviendo en este mundo posmoderno realmente no creo en un amor verdadero, solamente en amores preferentes, precisos, más intensos, pero no en uno verdadero; si bien todos podemos apegarnos a algo con tal obsesión que lo califiquemos de único y quizá por ello de verdadero.
Pero tenemos que aceptar que por esa misma indefinición, por ese juego hipócrita, por esa diversidad cultural, hay miles de formas de amar, quizá hasta millones. Una por cada ser humano que ha pisado, que pisa y que pisará esta Tierra. No presiono a nadie. Mi amor incomprendido, hasta donde veo (no es por hacerme el mártir) es amar y mortificarme sutil y brutalmente por aquellas personas que me causan una profunda impresión emocional.Incluso me atrevería a decir que el romanticismo es en mi vida una forma de escape a muchas otras cosas, un principio enajenante con el cual disfruto de mi propio dolor y pienso que hay algo importante en mi persona trascendente a sí misma.
El amor puedo racionalizarlo de muchas maneras y no dejarían de ser reales las consideraciones al respecto pero ¿qué dice mi corazón? ¿Realmente conozco mi corazón? No sé decirlo a ciencia cierta, viendo y escuchando los boleros, las canciones que me llegan y que me hacen tener unas ganas increíbles de amar el amor para mí es una losa, un dolor necesario, con el que me gusta cargar, el amor es casi sinónimo de dolor y martirio y disfruto de que así sea mientras hipócritamente puedo negar que así sea. Aunque es un mal común en nuestors días y quizá en la mayoría de la historia moderna desde que el romanticismo planteara tan vil forma de ver este sentimiento que en otras épocas pudo ayudarnos sanamente a vivir. El sistema se congratula en que seamos esclavos suyos a través de estos significantes, aparte de todos los demás con los que también nos manteine subyugados.
La tengo una pasión a los amores de desastre. Antes pensaba que Romeo y Julieta era una mamada, pero viéndolo bien es una historia tal y como las que me gustan, particularmente si la leen y revisan la edad de los personajes. Pensar en películas donde los amantes mueren, se matan, no pueden estar juntos, etc. es casi una cto de morbosidad placentera para mi enfermo corazón.Sin embargo tienen que ser amores del recuerdo, especialmente me gustan aquellos amores que no fueron valorados en su momento que fueron vividos, los del recuerdo, la obsesión de tener labios y cuerpos que nunca serán más o nunca fueron del amante. Eso es increíblemente excitante: el amor enfermo que se recuerda con una tristeza que raya en el luto y la desesperación. Quiensabe en qué medida será proyección de mi propia vivencia o de mi propia educación.

Te amo, aunque nunca hayas sido mía, aunque nunca vuelvas a mí, aunque sonría mientras lloro adentro, mientras te veo besar a otros hombres, mientras te veo hacerles el amor con la mirada y yo tan solo me acompaño de mi copa, trsite y dulcemente me acabo mi tabaco para verte partir y jamás volver.

El bolero, el bolero tropical, la ranchera son parte de una tradición de pensamiento latinoamericano de frustración sexual, emocional y sentimental en la cual me hallo imbuido. No porque sea algo exclusivo de nosotros, sino porque es nuestra forma particular de expresarlo. Hay en el rock, en el pop, en el soul, en muchos e infinitos géneros esta forma de temáticas pero amo en mi vida la decadencia de sentarme solo en un bar, en una cantina, una pulcata e ir a la rocola y poner un buen bolero, ver a la gente bailar, disfrutar en mi asiento solo de mi cigarro y mi amarga bebida, de regodearme en mi dolor, así soy yo.
Un día cuando pueda vestir un buen atuendo, haré lo mismo, pero vestiré un traje, blanco, con corbata negra, sombrero blanco con cintillo negro, corbata negra, camisa rayada y zapatos lustrosos. Fumaré hasta acabar mi cajetilla, tomaré mi trago lentamente y me haré de acompañar de una señorita hermosa, bailando lenta y pegadamente mientras le pago su copa de dama. Ese día se que sentiré las infinitas ganas de enamorarme de ella y no querer despertar al siguiente día. Ver como su alma y su cuerpo se consumen en luces opacas y sonidos estruendosos, como mi corazón se marchita amando a una mujer que es de mil hombres y de ninguno, como si algo tuviera de poético la denigración de la dignidad humana.
Mientras brindo con ustedes con mi computadora, mi agua de horchata con mezcal y esas buenas canciones que, como les decía pueden encontrar en mi hi, que de todos modos les dejaré aquí una prueba para ver si de casualidad alguien me entiende, y si por pura suerte es una mujer hermosa, caótica y con ganas de sufrir a costa del corazón bienvenida sea a sufrir con todas los escritos y transcritos que su servidor ha dejado en este lugar…
Esta manera de amar la aprendí con el maestro Aura en el canal 11, con el fonógrafo del radio, con la bella nostalgia de las tardes soledas con las guitarras tristes y con los ojos de las cuatro mujeres más hermosas que he visto en este desgraciado y terminal mundo, la realidad tirana donde un día caeré a los pies de la más amada, la más odiada, la más ansiada, la más temida: mi dama única llamada Muerte.

Atte SicariusD3VS