Policías Comunitarias

Policías Comunitarias

Guerrero sufre otra guerra sucia. A la descomposición social producto del narcotráfico muchas comunidades respondieron creando sus propios cuerpos de policías y órganos de justicia bajo supervisión de la sociedad y bajo un marco de legalidad. El modelo ha sido efectivo para crear zonas de autogobierno en materia de seguridad y además otorgar cierta independencia para resolver otros problemas, ya sean sociales, agrarios, etc. son cuerpos netamente defensivos con armamento de bajo poder para cumplir con las normas legales pero con entrenamiento y un cierto marco ideológico dado por la pertenencia a sus comunidades.

No son una expresión aislada históricamente. Guerrero se ha caracterizado por sus problemas sociales y su nivel de pobreza, esto ha ocasionado la presencia de fenómenos de violencia como guerrillas o grupos paramilitares. La inestabilidad de la zona se refleja también en la existencia de las policías comunitarias.

El problema actual radica en que recientemente sus líderes han sido perseguidos por el gobierno y los grupos delictivos.

Sufren un acoso permanente que busca por un lado subyugarlos a las políticas de seguridad estatales, debilitarlas como foco de ingobernabilidad para las autoridades federales y exterminarlos por parte de los grupos delictivos. A pesar de esas tres vías en realidad es solo una: la represión a las policías comunitarias para mantener el modo de explotación de los pueblos de Guerrero. Tradicionalmente los pueblos son rehenes de la comercializadoras de productos del campo, a ello se suman los narcotraficantes que esclavizan a los campesinos a través del comercio de la droga o con coacción directa.

Por supuesto hay cacicazgos y grupos de poder ligados a las zonas económicamente fuertes: cd Altamirano, Chilpancingo, Acapulco, Zihuatanejo, etc.

Preocupa además que entre las mismas organizaciones haya divisiones no siempre entendibles ante su hermetismo. La CPAC-PC y la UPOEG no parecen mantener una misma línea ni posición respecto al gobierno estatal. Actualmente hay un proceso de persecución, de asesinato y represión selectivo contra diversas cabezas de las policías comunitarias. Sin embargo esas acciones dudosamente debilitaran a las policías en el corto plazo aunque cabe la posibilidad de que estén dirigidas a modificar sus estrategias o políticas inmediatas de acuerdo a los pareceres de los distintos órdenes y dependencias de gobierno. Sus presos son presos por motivos políticos, sus muertos son muertos por motivos políticos y al igual son sus desaparecidos y sus torturados.

La intromisión parcial y tendenciosa de la CNDH agrava la situación y contribuye a la criminalización de los policías. Es evidente que todos temen la existencia de otro foco de violencia en Guerrero  pero al mismo tiempo temen que la policía comunitaria trastoque las estructuras de pudor que permiten la explotación en la región.

Por su diferente organización, planeación, estrategia y origen y fines, las policías no pueden coordinarse con las autodefensas hacia Guerrero. Sin embargo es indudable que los michoacanos se inspiraron y recogieron la idea de la experiencia Guerrerense. Así el modelo amenaza intentar replicarse en otros lugares de la República con la que la Federación continua su proceso de descomposición.

 

Anuncios

Una respuesta a “Policías Comunitarias

Deja que tus pensamientos fluyan por tus manos...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s