Habemus Peña

Hace ya un mes que el señor Enrique Peña es presidente de México y por el momento es poco probable que lo deje de ser en los próximos seis años. Su ascenso al poder es el regreso del PRI al poder, el regreso del partido que dominó México durante setenta años. Muchos consideramos que se realizó un fraude electoral pero es difícil afirmar el cómo y el por qué sobretodo por el hecho de que, aún cuando haya existido el fraude, realmente contó con el apoyo de una cantidad muy grande de votantes.

¿Por qué votaron muchas personas por el candidato priísta? Unos dicen que por ignorancia, sostienen que el PRI se aprovecha de la pobreza de las personas para convencerlas con promesas que, “como toda la clase política”, no piensan cumplir. O bien, que se aprovechan de la pobreza y la ignorancia para comprar a la gente con baratijas como despensas y tarjetas de soriana. O bien que se aprovechan de las necesidades de la gente para cooptarla y comprarla con las limosnas que dan las organizaciones corporativas. Estas críticas no son hechas en balde. Es cierto que estamos atorados en esta economía estancada, carente de empleo, con caída del poder adquisitivo, etc., etc., etc., y que las personas tomamos las oportunidades que tenemos para salir del hoyo o aunque sea para no caer tan rápido pero eso no es necesariamente producto de la pobreza, ni de la ignorancia. Además cuando hablamos de los demás calificándolos como pobres o ignorantes necesariamente nos colocamos en el lugar donde nosotros estamos fuera de esa pobreza (como estatuto de necesidad) y/o de esa ignorancia. Sigue leyendo

Anuncios