¡Fuera Peña Nieto!

Quiero aclarar, primero que nada, que yo no odio a Enrique Peña Nieto. No lo odio sencillamente porque no tengo razón para odiarlo. Mi sentimiento hacia el señor es de profundo temor, temor de que llegue a la presidencia por las siguientes razones:

  1. Es el candidato de un partido que, contrario a su discurso, no ha sabido renovarse. Cuyos dirigentes no han transformado sus prácticas políticas, cuyos ideólogos han desaparecido suplantados por un puñado de tecnócratas y cuyas bases siguen demostrando una falta de educación política. Un partido que se ha vaciado de discurso y que no tiene proyecto de país.
  2. Es el candidato de otro partido, que sirve a intereses puramente familiares ligados a la industria farmacéutica. Que no ha hecho prácticamente nada por defender el medio ambiente y que, en cambio, se dedica a defender intereses políticos particulares y a saltar de alianza en alianza. Un partido que promueve el odio y la muerte en lugar de la vida que se supone es su causa principal.
  3. Es el candidato que, necesariamente, debe realizar alianzas con el resto de un partido corrupto cuyos gobernadores han cometido inumerables tropelías en el orden de lo civil, de lo político y de lo penal. Con personajes que han sido cómplices o criminales amparados por el Estado en insignificantes detalles como pedofilia, secuestro, tráfico de influencias, negligencia, corrupción, lavado de dinero, asesinato, etc.
  4. Es el candidato que ha tenido la menor cobertura crítica por los consorcios mediáticos del país. Al que algunos de los consorcios mediáticos rinden franca pleitesía (como se observa claramente en los periódicos de Vázquez Raña). Candidato que usa la imagen para fortalecer su campaña por encima del uso de conceptos, proyectos y valores.
  5. Es el candidato que se encuentra casado con una “artista” de Televisa. “Artista” cuya carrera es fatal y cuyo discurso artístico o intelectual es nulo, su propio epítome de “dime con quien andas y te diré quien eres”.
  6. Es el candidato que fue incapaz de revivir la infraestructura de la zona metropolitana y conurbada antes de lanzarse a apoyar la construcción de las financieramente jugosas Ciudades Bicentenario.
  7. Es el candidato que, a todas luces, más hace uso en su campaña del dispendio de recursos públicos en regalar baratijas o productos asistencialistas en lugar de promover la educación política y la organización de alternativas económicas en su partido. El que, aún suponiendo que no pueda cambiar ello, no le conozco colaborador alguno que tenga esa premisa política y la lleve a cabo.
  8. Es el candidato cuyo discurso, bellamente confeccionado, sigue siendo vacío pues usa las mismas frases sin dotarlas de contenido. El que rehuye mediante el discurso oficial adentrarse en los temas que tienen que ver con la transformación institucional y social de nuestro país así como de su proyección internacional.
  9. Es el candidato de un partido sin facciones de base claras y definidas. Que promueve el absurdo de que la unidad democrática es la inexistencia o negación del disenso. El que es impulsado por un sistema a todas luces autoritario en el que muchos de sus partidarios creen que el poder centralista y la mano dura es la mejor manera de sacar adelante a México.
  10. Es el candidato que aparece en las revistas de sociales simpatizando con medio mundo empresarial en cenas y bailes que disfrutan del derroche magnánimo y las costumbres conservadoras y de doble moral.
  11. Es el candidato cuya preparación retórica se ha traicionado a sí misma al ser incapaz de responder satisfactoriamente a cuestionamientos personales, incluso demostrando sus valores retrógradas y machistas.
  12. Es el candidato que, a pesar de los defectos ciudadanos y democráticos expuestos anteriormente, me parece incapaz por sí mismo de consolidar a todos los poderosos bajo su mando. El no es el poseedor del poder en su partido.
  13. Finalmente, es el candidato de un organismo político que no ha querido refundar ni el nombre a sabiendas de todos los errores históricamente cometidos por sus miembros y correligionarios. Es el partido que carga con la ignominia sin hacer nada por quitarse el juicio de la historia. Es el candidato que con sus errores en Atenco remarca y repite esa historia.

  • ¿Tu crées que puede quitarse el peso de éstos poderosos?
  • ¿Tu crées que es capaz de castigarlos por sus crímenes?
  • ¿Tu crées que es capaz de ser el Candidato del PRI sin pactar con ellos?
  • ¿Tu crées que todo lo logrado en los gobiernos priístas es suficiente para perdonar y ocultar sus crímenes?
  • ¿Tu crées que necesitamos al partido más centralista y corrupto para mantener y mejorar sus logros?
  • ¿Tu crées que el PRI de hoy sigue siendo el mismo que logró llevar a la industrialización de nuestro país?
  • ¿Tu crées que es mejor un Estado sin oposición que una democracia ciertamente caótica y crítica?
  • ¿Tu crées que habrá desarrollo económico palpable en nuestras casas malbaratando el país al extranjero?
  • ¿Tu crées que el pseudo-capitalismo criollo y conservador nos conviene para competir con los países desarrollados y en crisis?
  • ¿Tu de verdad crées que Enrique Peña Nieto es quien tiene el poder real en el PRI?

Di no al copetudo

Atte. Ilyadad.

Anuncios

2 Respuestas a “¡Fuera Peña Nieto!

  1. obviamente, como soldatsfromavalon.wordpress.com sin embargo es necesario para poner a prueba la ortografía en varios de sus mensajes. Varios de ellos están plagados de problemas de ortografía y de que es muy molesto para contar la realidad sin embargo, definitivamente voy a volver de nuevo.

Deja que tus pensamientos fluyan por tus manos...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s