#YoSoy132

¡¡¡Yo Soy 132!!!
Sinceramente siempre he sido un escéptico de la educación privada a nivel superior. De su calidad, por sus contenidos, por sus valores, de su contraposición a la educación pública. Poco a poco durante los últimos años ha empezado a cambiar mi postura. No significa eso que me manifieste a favor de la educación privada. Creo firmemente que la educación es un derecho humano que debe ser gratuito, entendiendo que la sociedad paga a través de los impuestos el desarrollo científico, técnico, profesional de las siguientes generaciones.

Sin embargo es obvio que la apertura de la educación privada operada en los últimos 20 años ha generado una gran cantidad de comunidades estudiantiles y egresadas de esas modalidades educativas. También la caída en el poder adquisitivo, los pocos lugares en la educación pública y la ampliación de la matrícula de la educación privada ha hecho que ésta deje de ser un privilegio de sectores pudientes para transformarse en una opción de educación viable y al mismo tiempo un martirio económico de esas personas y las familias que las sostienen.

La educación privada superior comprende una amplia gama de ofertas, muchas no contempladas por la educación pública, tanto académicas, de calidad educativa, ideológicas, etc. La formación de una gran cantidad de profesionistas queda en manos de sistemas educativos con poca supervisión del Estado pero quienes, al final de cuentas, son parte importante del poder económico, social y técnico-científico de nuestro país.

Algunas de sus escuelas cuentan con una tradición y una calidad superior a pesar de que no comulgue con sus planes y valores como dije anteriormente. Lo que no nos habíamos puesto a pensar es en la existencia de pensamiento crítico dentro de esas universidades que fuera capaz de manifestarse a favor de causas sociales o protestas contra el sistema político. Tradicionalmente pensaba que, inclusive teniendo la conciencia de que el estudiante privado hace tiempo ha dejado de ser en todos los casos el hijo del poderoso, por diversas razones el estudiante privado era el aliado del sistema.

Los acontecimientos de las últimas semanas han servido para vencer ese prejuicio. He visto con sorpresa como algunos estudiantes de la universidad Iberoamericana encararon a Enrique Peña Nieto obligándole a mostrar una cara que el PRI no quiere reconocer: aún mantiene su autoritarismo tradicional. Al responder “Fue una decisión que asumo personalmente para restablecer el orden y la paz, lo hice en el uso legítimo de la fuerza que corresponde al Estado”, da cuenta de que avala: o la apariencia de seguridad propia a costa de un gobierno irresponsable, o de que sencillamente sigue convencido de que fue una medida apropiada responder a un problema social directamente con la violencia, así como mandar a una fuerza policial inadecuadamente entrenada para lidiar con la población cometiendo en el proceso graves violaciones a los derechos humanos.

Reciben a Peña en la Ibero

El resultado es el surgimiento de un movimiento estudiantil desde las escuelas privadas donde la agenda de derechos políticos se antepone a la de derechos sociales. Un movimiento que incorpora la comunicación con la educación pública lo que permite sumar las demandas de todo el sector estudiantil bajo la bandera de denuncia de los dos obstáculos estructurales para el avance de la democracia en nuestro país y de la ulterior mejora de las condiciones sociales: la partidocracia y la falta de democracia en medios.

El movimiento ha sido espontáneo y sus mejores apologistas han sido el propio Peña Nieto con su partido y Televisa. Lo han sido al tratar de minimizar sus demandas, al minimizar al movimiento, al desbocar a sus perros y permitir que insulten al movimiento sin ofrecer, en igualdad de condiciones, espacio a las opiniones que lo apoyan, al participar directamente de ataques violentos a otras expresiones paralelas como la Marcha AntiEPN, al defender posturas indefendibles cuando el derecho internacional se fundamenta hoy en día en los derechos humanos tanto políticos como sociales.

Hoy se celebró la primera Asamblea General del movimiento #YoSoy132 en las islas de Ciudad Universitaria con una asistencia, en mis cálculos, de cinco mil personas (los organizadores sostienen la cifra de siete mil). Los resultados son positivos pero contradictorios. La gran cantidad de asistentes de la educación pública y otros movimientos de izquierda avasalló al resto del movimiento con sus demandas y sus peticiones. Éstas se desbordaron hacia todos lados en las mesas incorporando programas que van más allá de esa búsqueda por la democracia en partidos y medios que parecía la intención inicial. Es un reto ahora a las universidades privadas asumir su participación activa en este movimiento y no dejar que lo tomemos en nuestras manos únicamente, hacer valer su punto de vista, sus necesidades en las asambleas futuras, estoy seguro de que ahí se mostrarán grandes disensos. Es importante reconocerlos si no se puede superarlos, no acallarlos sino entenderlos.

Dos elementos que me parecen importantísimos es que la organización de la asamblea se propone sea rotativa en sus sedes y en sus voceros, así como en los voceros de las comisiones. La asamblea del movimiento #YoSoy132 debe ser lo más horizontal posible. También debe ser el germen de un movimiento social que se ponga en contacto con los movimientos de otras naciones respecto de los cuales México ha estado atrasado el último año. Hay que contactar con la Primavera árabe, con el M15, con Occupy Wall Street.

El calendario inmediato reclama ocuparse de las elecciones que se realizarán dentro de un mes. El gran disenso recae en dos puntos: la posición respecto de la candidatura de Enrique Peña Nieto y la posición respecto del llamado al voto. Aunque se asume que el movimiento sea apartidista no se llega a un acuerdo total sobre si declararse AntiEPN y por qué. En el segundo caso dentro del movimiento existen posiciones abiertamente a favor del abstencionismo, del voto nulo, del voto útil, del voto razonado y del voto partidista.

Por todo eso: ¡#YoSoy132!

Nota de Televisa.

Atte: Ilyadad

 

Anuncios

Deja que tus pensamientos fluyan por tus manos...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s