Tristeza (y vacío) de la ciudad

Tristeza de la ciudad
por favor no vuelvas.
Hoy no quiero verte aquí, no, no.
No sigas con esto más.
La gente que camina por la calle
te lo agradecerá infinitamente.

No. No, no…No, no.
No sigas con esto más.

Los abuelos de la nada

 
 
Estoy navegando en el más sublime vacío que puede el alma experimentar. Hace años pensaba que al experimentar una tristeza profunda era signo de un vacío profundo. Pero no, los sentimientos sólo pueden ser experimentados si estamos experimentando un cambio de ideas y de valores que, a pesar de todo lo que nos suceda, están ahí. Si no estuvieran, si de verdad vaciáramos nuestra mente de todo pensamiento no experimentaríamos más que el vacío más puro, que yo resultamente sostengo que sólo es posible no existiendo, así que más bien creo que no es experimentable. Mientras seamos y existamos algo tendremos que nos constituye y nos llevará a experimentar sensaciones y sentimientos como respuestas complejas a la interacción compleja de elementos percibidos y pensados. Aquello a lo que hoy se le llama el vacío de la vida moderna, urbana, contemporánea es tan sólo la crisis de esos modelos de pensamiento. La inadecuación de los múltiples elementos que conforman el horizonte personalítico como escenario de su desarrollo y como elemento estructurador del mismo. En una palabra como su ambiente. No sé bien en qué medida decir que el ambiente actual corresponde a una crisis del modelo actual o si de una manera más global el mismo sistema de pensamiento y actuar humano incluso en su sistema y metodología se encuentra en crisis. Me inclino a pensar que es una situación coyuntural a pesar de que en todo momento el sistema tiene elementos dialécticos que causan crisis personalíticas en los individuos en diferentes medidas.
 
Corrijo la primera frase de éste texto: estoy navegando en el más sublime vacío que he experimentado. Realmente tengo ganas de escribir pero no sé de qué hablarles. Todo parece a un tiempo superfluo y contingente de manera que no hay nada que me interese específicamente decir. Sin embargo tengo ganas de decir algo. Como si todo guardara una dosis de importancia sobre la cual debo opinar, inclinarme y pronunciarme. Obviamente no estoy vacío. No con esa exigencia de la que anteriormente les hablaba. Desde hace un año que he empezado a leer de sistemas metafísicos del misticísmo y de la nada. Es interesante, sin una educación profunda al respecto desde joven he tenido contacto con cierta fe hacia lo sobrenatural y lo místico aunque yo personalmente me inclino por ser un cientifiscista escéptico. La cuestión del asunto de la nada es que hay una serie de personas desde hace miles de años que buscan experimentar una diferente forma de concebir al mundo despojándose de la limitación natural inherente al sistema basado en imágenes y representaciones: la conceptualización objetualizadora normal con la que pensamos y nos comunicamos. En este respecto los ejemplos más obvios son los sistemas religiosos y por antonomasia los orientales basados en la meditación profunda y la "separación del yo". A medida que leo me doy cuenta de que todas estas formas de pensamiento se han plasmado como antagónicas al sistema conceptualizador de una manera absoluta (claro tampoco he leído tanto así que no me crean).
 
Yo me pregunto si acaso no serán más que dos intenciones (como siempre) de capacidades normales del ser humano que se hayan conceptualmente (jaja) en esta interacción dialéctica, pero que en nuestro comportamiento cotidiano se puede decir que son participantes comunes de nuestro actuar sobre el mundo. Yo nocreo que se pueda establecer una separación del mecanismo conceptualizador, podría ser quizá del sistema conceptualizador consciente que nos caracteriza como seres racionales. Pero la objetualización no puede abandonarse del todo y a continuación diré, con mi cientificísmo barato, el porque. En este análisis nos estableceremos como observadores del fenómeno pero tratemos de no inmiscuirnos en el mismo. Toda interacción se da entre sistemas más o menos delimitados por su mismo interactuar. Quitando de lado que por necesidad yo estoy hablando con conceptos o ideas que limitan los sistemas respecto de la totalidad que los contiene, una piedra como sistema parte del todo al rodar por una colina interactúa directamente con unos sistemas en mayor medida que con otros. Bueh fenomenología pura pues, aun no la entiendo bien pero espero que entiendan ustedes a lo que me refiero. Quitemos el ejemplo de la piedra porque hablamos de una cosmología muy densa. Pensemos en sistemas autonómicos como la vida misma.
 
El ADN establece interacciones con otras cadenas de ADN y de ARN. Los dos constituyen sistemas que se comunican con sistemas semejantes. Su misma interacción como fenómeno es una forma de comunicación entre sistemas que necesitan de las formalidades comunicativas para poder llevar a cabo sus funciones. De ahí que exista una objetualización previa en la misma estructura de la molécula que presupone a su interlocutor. Pensémoslo en términos más grandes. Cualquier mascota biológica a la que se le da de comer identifica el alimento. Su estructura mental lo separa de su entorno, lo objetualiza y establece que es algo con lo que puede interactuar y no en un sentido abierto, sino en un sentido bien definido. Creo que la objetualización consciente de los humanos, racionalizada y de amplio espéctro, definicional y lingüistica es un paso más dinámico de esta objetualización que permite interactuar a los sistemas con otros sistemas, en este caso al sistema individuo humano bajo las directivas mentales que corresponden a la estructura psicopersonalítica. Hay en este desarrollo del mecanismo objeto-conceptaulizador grandes limitantes que han desembocado a graves problemas de interacción con el entorno. Tenemos por ejemplo la formación de las estructuras axiológicas, de la insuficiencia de los mecanismos lógicos y, hasta el momento, pésimos resultados en nuestra capacidad de control sobre el entorno. Estas estructuras mentales buscan tener la seguridad de conocimiento del entorno para poder tomar mejores decisiones ante el ambiente y sus posibles eventualidades. Estas estructuras se han desarrollado (o las hemos desarrollado) hasta llegar a paradigmas de dominio y posesión del cosmos que, particularmente en los últimos tres siglos guiados por el poder de trasnformación europeo y occidental, han masacrado al planeta en demasiados rubros.
 
Por lo que las vías religiosas (en su sentido etimológico y espiritual original), las formas alternativas de pensar y estructurar el mundo luchan por establecer una relación más armónica con el entorno. Parte de estas son las vías místicas y la meontología. Yo creo que esto es juzgar al peleador desde los zapatos de su enemigo. Ese conjunto de pensamientos se justifica y se alienta desde la visión conceptualizadora. Cualquiera de estas vías trata de lograr una comunión con los demás sistemas independiente de su interacción. Se trata de borrar la sensación de agresión, conflicto, lucha, enfrentamiento al mundo y asumirlo desde él. Creo que eso es fácil de vivir. Creo que el vitalismo como la religión hablan de ello. La acción, la voluntad, no pueden llevarse a cabo como parte del mundo conceptualizado. Es obvio que la exigencia de conceptualizar al mundo lleva a un estatismo de la acción, a una ética de la inacción donde no podemos encarar al mundo dada la cantidad de datos no racionalizados, interpretaciones posibles, complejidad del mundo mismo, que no están incluídos en las razones que tenemos para hacer tal o cual cosa. Sólo porque tenemos muchos presupuestos no objetivables ni definibles del todo es que tenemos voluntad y capacidad de seguir avanzando en nuestra vida. Ambas formas de pensamiento existen en nuestra mente. Los intrincados mecanismos del subconsciente, los mecanismos de la fe, la verdad y la validación y tantas otras cosas no caen dentro de los esquémas lógicos ni definicionales. Si asumimos esto como una capacidad al tiempo que le restamos importancia al sistema ordenador del mundo creo que llegamos a una mejor comprensión de nuestra propia naturaleza humana.
 
El aceptar la propia ignorancia, el abandono de sí, muchas cosas por el estilo me parecen parte de ese mismo camino de integración hacia el todo. Pero no existe una integración absoluta. Alguien me puede decir que porque no la he experimentado. Quizás sea eso cierto pero dudo mucho que lo sea. En algún punto la conceptualización está ayudando a esa forma de pensamiento a autofirmarse y estructurar el sistema de pensamiento del individuo. He optado por pensar que un esceptiscismo que de verdad va desechando aquello que no le parece verdad se acerca a esta vía de integración con la interacción absoluta y universal del cosmos dinámico. ¿En qué parte del proceso voy? ¿Hasta donde llegaré? Es todo un misterio. Realmente no es mi intención optar por tal senda, es mi misma melancolía la que me orilla a saltar al mar del caos o del vacío. Hoy experimento un vacío bastante más absoluto que ayer. De muy poco me atrevería a decir que es y tampoco creo que (a pesar del choro revuelto que me acabo de aventar) haya algo de lo que sea importante (tal cual) hablar. Quizás por eso no pude amar a la montaña, porque me pesan otros afectos. No podía prestarle atención a la belleza que podía encontrar en la montaña porque mi mente estaba estresada y pensando en otras cosas con más fuerza. Sin embargo no creo que eso haya sido una pérdida de tiempo, a menos de que sea capaz de discernir la teleología, el utilitarismo, la complejidad de lo que subyace a mi manera de priorizar mis pensamientos entonces no voy a justificar ni que sea más importante la montaña y la experiencia que conlleva ni mis otras preocupaciones en la vida. Realmente nada tiene tanta importancia y si despojamos a todo de sus valoraciones objetualizadas nada tiene importancia.
 
         ;M";::;;
        ,’:;: ""’.
       ,M;. ;MM;;M:
       ;MMM::MMMMM:
      ,MMMMM’MMMMM:
      ;MMMMM MMMMMM
      MMMMM::MMMMMM:
      :MM:’,;MMMMMM’
      ‘:: ‘MMMMMMM:
        ‘; :MMMMM"
           ”"""’
            .
            M
            M
.           M           .
‘M..        M        ,;M’ 
 ‘MM;.      M       ;MM:
  :MMM.     M      ;MM:
  ‘MMM;     M     :MMM:
   MMMM.    M     MMMM:
  :MMMM:    M     MMMM:
  :MMMM:    M    :MMMM:
  :MMMMM    M    ;MMMM:
  ‘MMMMM;   M   ,MMMMM:
   :MMMMM.  M   ;MMMMM’
    :MMMM;  M  :MMMMM"
     ‘MMMM  M  ;MMMM"
-hrr- ‘:MM  M ,MMM:’
        "": M :""’
 
Bueno ok, estoy de acuerdo en que posiblemente no se entendió ni un comino de lo que quise decir. Aun estoy tratando de ordenarlo. Realmente yo no he experimentado más vacío que el de estos días y no me voy a poner a intentar alcanzar el nirvana. Mi vacío cumple con funciones ética, epistémica y cotidianamente críticas y eso me basta. Claro no es que disfrute sobremanera esta sensación de pérdida pero también soy capaz de recubrirla de las mieles de cierto cinísmo y descaro por todo aquello que me ayuda a conseguir. Un día me tornaré viejo y mi vacío se desgastará al sucumbir ante esos principios vueltos dogmas que tanto me cuesta construir ahora. De todas formas este vacío aun es acompañado por una pequeña tristeza. En realidad no es tan pequeña.  Es mi tristeza de la ciudad.
 
Lo que me causa tristeza cuando por las noches vago
es que no creo en la cordialidad de mis amigos más estimados
deconfío de sus buenos gestos y me aferro a sus maldades
pues de los hombres no espero más que las peores acciones,
¡qué otra cosa puede esperase de seres tan deleznables!
Si no conociera mi alma reiría sin pena junto a ellos
pero sin ser rey ni mendigo tan sólo bebo mientras espero
que me apuñalen cual viles humanos traicioneros.
Es que en cierto momento dejaron de ser desconocidos
para pasar a ser hermanos, amantes del destino,
y a partir de entonces su maldad me hiere como me hiere la mía
la bebida se amarga, el cigarro muere y se apaga la alegría.
 
Me causa pena invocar tu nombre
como quien ora a una estatua vacía.
 
Me causa tristeza el futuro incierto
al caminar por laberintos de concreto.
 
Me causa dolor ver la sangre ajena
como si yo la hubiese derramado
como si fuese mía aunque no lo sea.
Me causa vergüenza desear desesperado
ver su sangre manchar mis plantas
y sentir el mango asesino entre mis manos.
 
Una mirada tuya no me vendría mal en estos momentos.
 
ATTE Siccaryvx D3uVuVusX
Anuncios

Deja que tus pensamientos fluyan por tus manos...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s