La soledad

 
Es la soledad una amarga compañera
a la que besamos muchas veces en la vida
si no fuera tan cruel la abrazaría
pero siempre que me ama me lastima.

En el interior de mi iglesia, en mi soledad más absoluta
miro al atrio y contemplo cual espejo frío y descarado
que soy yo quien está crucificado en el madero más alto
soy orador, oración y orado, así será la crueldad de mi pecado.

La soledad era antaño una buena compañera
era amante de mis lágrimas y momento de mis divagaciones
poco a poco hasta ella me ha dejado
en brazos de mi conciencia donde yace mi ser apesumbrado.

Vuelve soledad, vuelve a mí, te ansío
dime que ella no esta aquí y expulsa mi voz de mi cabeza
no quiero este tormento el juicio eterno
de quien no sabe como volver a llenarse de entereza.

Miento sin haberme pena alguna en ello
pues como cualquier mortal olvido y bebo
no quiero en realidad que vuelvas pues temo
recordar momentos donde reside lo bello
por eso ya no vuelvas, tu sabes que te admiro
pero nuestro amor se acabó soledad bien mío
cuando me abrazabas mi corazón daba un giro
me recordabas momentos bellos sin darme alivio
sin embargo hoy estoy sin tí y siento hastío
me hago compañia noche y día estoy perdido
me atormento con reproches, ni en mi voz confío
dios y diablo soy de mi alma sin ningún sigilo.
Al menos ten compasión de mí a la distancia
permíteme saber que alguna vez hubo gracia
mas te pido te apartes cuando vuelva la pena
no quiero lágrimas secas estancadas en mi vena
pues ya no lloro, ya no grito,
es desesperación mi nuevo camino,
me quema los pies estéril y vieja,
se expande aunque no lo quiera
y me corroe la voluntad ya agreste
no me dejará morir pero me tornará inerte.

Veo tras los cristales la corte de los infieles
amantes de la alegría promiscuos de lozanía
quisiera muchas veces arrancarles sus pieles
para callar la algarabía y volver a mi monotonía.

Pero tales fiestas son fantasmas
que me atormentan tristemente
por tanto soledad aun me amas
mostrando la envidia en mi mente

Esta falsa iglesia prontamente debe destruirse
derrumbar paredes y altares ya no prostituirse
te desprecio soledad amada también vete
monumento a la vanidad es que me lamente.

No hay salvación aquí aunque lo intente
mil veces más vale el estandarte de la muerte
no me engañarás de nuevo soledad perversa
eres tan vil y traicionera como la compañía ingesta.

<===> <===> <===>

Cuando se da esa ilusión certera de saberse consigo mismo
no se es uno, no se es varios se es tan solo un espejismo
agradable donde no importa la soledad cual misticismo
amas totalmente y nada puede arrastrarte hacia el abismo

Al menos eso me han contado.

 
Atte CikD3
 
tira’o en la cama
con ganas de nada
hoy el tiempo se ha para’o
en la hora que no era
de capa caida
he pelea’o con la vida
hoy no estoy pa’ nadie
hoy estoy de vuelta
Anuncios

Deja que tus pensamientos fluyan por tus manos...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s