Un país y un corazón sin remedio

 
Ésta soledad mata, mata lentamente. ¿A dónde se fueron los anhelos y las esperanzas? ¿A dónde se esconden los sinsabores y los desencantos? De los primeros tengo fe de que estén en tus brazos o al menos ahí los dibuja mi mente con lo cual les dota cual dios inquieto de una chispa de vida. Los segundos por doquier iluminan el trazo de la vida exceptuando en tu rostro y eso les quita su caracter hiriente tornándolos en la cruel losa que carga mi memoria. Éste es mi tiempo y éste es mi lugar, donde nacimos con pobreza y con hambre, con desprecio y maltrato, en la marejada del dolor humano tus ojos y tus labios brillan con intensidad en la oscuridad… si no fuera así perdería la esperanza irremediablemente. La época de los grandes amores se ha desvanecido en la mirada opaca del tiempo transcurrido, y yo creo en la época de los grandes amores, por eso creo en tí. No puedo, no quiero y no debo dejarte de amar porque eres razón de existir. Espero amar a otras mujeres en mi vida, con cariño y con intensidad pero no quiero amar a nadie como te amo a tí. No les pediré que me amen hasta la muerte ni menos hasta la vida pues sólo tú tienes ese privilegio ahí en mis sueños: no importa que no me rodee tu calor, cuando cierre los ojos quiero encontrarte ahí en mi sueño y vivir una vida contigo por las noches. No les podré pedir que me amen porque no les ofreceré éste amor completo. La época de los grandes amores ha terminado y tu serás mi mayor sueño.
 
Y no es fácil ser un soñador. Es la profesión más cruel que puede existir para nuestra especie. Soñamos con amores como con tiempos mejores, con opias ilusiones que nos llevan a las más grandes acciones o nos apartan del mundo que desfila ante nuestros ojos. Yo soñé, soñé con pan y vino para la concurrencia, con acercarnos a la vida aunque fuera a través de la muerte, con levantar la cara dignos ante la aurora, con reponernos de toda mancha y de toda herida y caminar sin prisa por el sendero de la existencia. Y soñé con amarte. Y ¿sabes qué? Me duelen los sueños. Donde el pan brotaba veo surgir el hambre y la muerte, donde el vino crecía veo llover la sangre, donde la vida nacía queda un retoño seco siempre vivo y siempre muerto, donde veía la aurora antaño, pasado el tiempo, distingo crueles llamas que se acercan consumiéndolo todo en un infierno interminable, y en ese camino por donde esperábamos el futuro nos veo correr con vendas en los ojos desesperados hacia la llamarada en el horizonte envilecidos y enlodados en lo que fuimos, en lo que somos y en lo que seremos. Y aún sueño con amarte, aún deseo tus caricias, aún deseo tus besos, aún deseo tanto tus palabras como tus silencios. Este sentimiento nació siendo dolor y no ha dejado de serlo por eso es bello el futuro amándote aunque aún no exista, aunque quizá jamás se realice.
 
Atte. Mugres jajajaja
Anuncios

De regreso al corazón


Se acabó el desmadre electoral. La contienda no tuvo nada de reñida, una aplastante mayoría abstencionista volvió a ganar. En cuestiones más pragmáticas el PRI se ha llevado esta victoria que sabe más bien a derrota. En segundo lugar queda el PAN lamiéndose las heridas que distan mucho de ser fatales en torno al panorama electoral. En el horizonte queda un PRD que no avanza ni retrocede ciertamente sino que se haya en el limbo de su propia descomposición. Quienes se revelan triunfadores son el Verde Ecologista y en mucha menor medida el PT. Convergencia vive de milagro y el PSD es cosa del pasado. Mi ganador favorito el voto nulo que si pudo ver un avance notable aunque no el esperado.
 
34 millones de personas votaron de las cuales 12 millones eligieron al PRI, el 36 por ciento. ¿Qué los convenció por ese partido? ¿Acaso los errores del panismo en el poder o la imagen que se ha forjado el gobierno federal en los tres años de Calderón? ¿Las viejas estructuras jerárquicas, morales, de poder, de coptación han sido las responsables de la opinión política de los ciudadanos? ¿O es que en estos tiempos viene a surtir efecto aquellas frases irrisorias de Madrazo: "esto no pasaba con el PRI" y la nueva y lustrosa: " experiencia probada, nueva actitud"? O simplemente fue la combinación de las tres. Tanto la adhesión a un organismo político con cuyas estructuras y métodos estamos familiarizados y nos desenvolvemos cotidianamente como lo que se conoce con el nombre de política en este país, más el abandono a no poder encontrar mejor respuesta a nuestros problemas y el desencanto que se tiene hacia el PAN y sus erráticas medidas para contener la crisis, la inseguridad y mantener la confianza en el sistema de gobierno?
 
Peor que eso es la existencia de más de dos millones de personas que votaron por el Verde. ¿Realmente la sociedad busca una "justicia" de éste tipo? La venganza personal por encima de los intereses colectivos y exprimir al gobierno como fuente de subsidios (que al final de cuentas favorecen a los intereses privados) fueron sus principales propuestas que llegaron al menos si no a convencer, si a ser lo suficientemente aceptables para 7% de los votantes. Más de un millón de votantes, de los cuales sería interesante obtener cuantos giran alrededor del sector magisterial, votaron por Nueva Alianza a la par que el SNTE empezaba la transmisión de un programa donde lo importante no es saber cosas, sino tener la "chiripa" para atinarle a la respuesta correcta.
 
Por su parte el PRD se tornó estático si bien me parece algo positivo que su voto se distribuyó hacia Convergencia y Partido del Trabajo. A pesar de ello ninguno de los tres partidos se encargó de tener una plataforma clara a nivel nacional y se basaron en la imagen desgastante y absurda de Mariana, la niña que constituyó su único capital por contraste con Jesús Ortega en los mismos comerciales. Más allá los candidatos únicamente aparecieron para hacer promesas de corte local o temporales. Ningún compromiso para presionar cambios de fondo en la política del país. Menos aún se atrevieron a mencionar temas como la militarización del país, los problemas de salud en tiempos de influenza o una solución efectiva al problema del narcotráfico.
 
Por último mención aparte me merece el PSD. Partido desgastado y convertido en cenizas después de las confrontaciones internas desde 2006. Un partido que a pesar de haberse podido conformar con su papel de palero en las elecciones, por alguna extraña razón sus líderes decidieron enfrascarse en una confrontación mediática con el el Verde Ecologista en los núcleos urbanos. Si bien como todo organismo político estaba viciado y la propuesta socialdemócrata en sí no me atrae, además de que nunca formularon tesis fuertes acerca de la orientación económica y política del país, se atrevieron a plantear entre los medios con más fuerza que muchos otros la opción de legalización de las drogas y la campaña contra lo absurdo de instaurar la pena de muerte. A pesar de ello se atestigua la muerte de este partido lo que habla de la visión del electorado en torno a estos temas o la falta de apoyo que se dió en muchos votantes respecto a estos temas.
 
El pequeño ganador es el voto nulo, logró un avance importante y se hizo notar dentro del espectro político nacional. En virtud de sus logros en el 2012 puede obtener mayor presencia en la votación si bien eso depende de lograr una presión que al menos haga que el IFE y los partidos reconozcan su existencia aunque aún no tenga un peso real en el proceso. En caso contrario es muy probable que este movimiento se deshaga y sus participantes vuelvan a las filas del abstencionismo u otros partidos.
 
En torno a mi siempre bien amada Ciudad de México y zona conurbada los resultados son adversos. El PRI ha ganado el circuito. Era de esperarse sobretodo ante la impasibilidad del perredismo por contener el fenómeno Peña Nieto. En la ciudad me preocupa más, aunque estoy contento de que el PRD se vea contenido en la Asamblea no me gusta que el contensor sea el PAN, ello demuestra una mejor capacidad de organización de las clases medias y dos que tres ricachones que de esta masa desorganizada que a muchos nos da por denominarnos pueblo y que ni atiende a sus propias necesidades. Como sucedió con el caso "Juanito" que se alza con la victoria pero a un costo de imagen pública que tambalea al PRD aunque para bien fortalezca al mediocre PT.
 
Para mí sin duda hay una ruptura en el pacto social y estas elecciones son muestra de ello. No hay proyectos nacionales porque no hay un país unificado sino un conjunto de grupos cuyas soluciones corren a costa del bienestar de otros y no hablo de los políticos exclusivamente. La necesidad de los empresarios contra las de los trabajadores, las del comercio establecido contra el informal, el campo contra la ciudad, del narcotráfico y las actividades delictivas, de la migración y del desempleo, de la educación y sus contradicciones, todas ellas se plantean en una diversidad que no admite unificación sin un sacrificio fuerte de alguna de las partes y que el sistema político donde todos nos hallamos inmiscuídos (no solo el institucional) es incapaz de resolver.
 
Afortunadamente este circo ya se terminó. Lo que se pudo hacer está hecho. Peña Nieto o Marcelo Ebrard son medidas parciales y conciliatorias al mismo nivel que el triunfo del PRI en este 2009. Las tensiones crecen en nuestra sociedad pero nadie va a querer ser acusado de tirar la primera piedra, quizás en medio de todo este desconcierto alguien tome las riendas para bien y para mal. En fin que en Honduras ya se demostró que las aspiraciones políticas de los militares están lejos de estar muertas, que se sienten capaces no sólo de quitar al gobierno electo sino de tildar de débil a Estados Unidos y de desafiar a toda América particularmente la del proyecto bolivariano. Después de todo ¿No es Chávez un militar que alguna vez intentó dar un golpe de estado? Lejos está esta Latinoamérica de la paz y la estabilidad menos aún de lograr cierta equidad social.
 
Yo por eso habiéndome desentendido de ello me regreso a ser un corazón sufrido. Los partidos del corazón mucho sufrimos y nos hundimos en tristezas pero no tenemos porque andar pasando corajes (y eso que aquí somos especialistas en estar ardidos pero no su servidor -modestia aparte) y yo mejor voy a ver si soy bien recibido en aquel regazo hermoso y siempre anhelado.
 
Atte. …SicD…

Son of the TV (Anulen este 5 de julio)

 
A sólo tres días de las elecciones y con las campañas ya terminadas no queda más que hacer este recordatorio: acudan a las urnas este domingo y anulen su voto. Al menos el federal, el sistema político y el pacto social están bien estirados y tensos y esta es una lucha pacífica que bien puede servirnos para despertar del letargo (bueno pues, se vale soñar). Para los defeños y en general para las diputaciones locales les recuerdo que tienen todo un buffet de organizaciones de "izquierda" que pueden ayudar a contrarrestar el poder político-fáctico que seguramente tendrá el prianato con o sin su voto en la siguiente legislatura. Ahí se encuentra el maleadísimo PRD, el extrañísimo PSD, el perdido PT, el bizarro Convergencia y pues ya si no les gusta ninguno y andan entre la anulada y cambios drásticos recuerden que pueden poner a quien prefieran en el espacio en blanco. En cualquier caso si no saben cómo anular su voto EL CLUB DE LA PAJA les da algunos consejos para que se sientan orgullosos de haber cumplido con este acto cívico. Para el caso iztapalapense ya saben: los conmino a votar por el PT y su macuarro candidato a jefe delegacional (que será sustituído por Clara Brugada en caso de ganar) y por los candidatos de "izquierda" a asambleístas. Ahora que si son profundos Priístas o fervorosos Panistas o únicamente les convence su candidato pues vayan y participen del proceso pero lo que si les ruego es que contribuyan a eliminar el registro del Partido Verde Ecologista de México, verdaderamente la peor aberración que hay social y políticamente en este país (de Nueva Alianza mejor ni hablamos).
 

 Bueno pasando a nuestro tema, veía hace rato Terminator, la primera, la original. Desde siempre he mantenido una discusión con casi cualquier persona sobre ¿cuál es mejor la primera o la segunda? Generalmente me hallo en desventaja pues opino que la primera es mejor. Es más que obvio que la segunda tiene mejor fotografía, mejor cinta, mejores efectos (más que inovadores en su momento), mejor vestuario y muchas otras mejores cosas pero hay algo que no me gusta: el argumento. No sé, aquellas películas tuvieron mucha sencillez, fue agradable crecer cuando aun las segundas partes nunca eran buenas y no había franquicias precontratadas (lo cual hacia que las segundas partes y posteriores fueran un asco).

En fin en la memoria queda un Rocky desfasado de los 70’s, Rambo: First Blood, Terminator, Depredador (la única cuya segunda parte es genial), Duro de Matar, Arma Mortal, Las tortugas ninja, Robocop; las tres últimas me agradaron varias de sus secuelas. Bueno en gran medida le debo el crédito a Emilio Azcárraga Milmo quien se encargó de mantener los medios mexicanos en un gran atraso durante toda la década de los 90’s y me permitió ver esas peliculas una y otra y otra y otra vez como las pocas películas decentes que llegaban de los unaites. Una época con escasas series, pocas películas y muchos clásicos… e igual de idiota en los medios que el día de hoy, solo que con menos variedad.

A todo esto también debo decir que prefiero ampliamente la vestimenta del primer terminator. Por muy bien que se vea de negro no pasa en absoluto desapercibido. Y tomarlo como look hasta para la tercera se me hace absurdo. Su cara de matón con una vestimenta que parecen los harapos de rambo usados por un postpunk es bastante normal. Mira que aparecer a media noche y andar robando chamarras de cuero de primera calidad en un bar se me hace un sketch de retorcido estilo sin contar el absurdo gag de la tercera.