boleros… un poco más

He puesto en mi Hi5 una lista de canciones bastante dolidas… puros boleros, y dos que tres rancheras. Si, porque la verdad estoy dolido. Por diferentes razones que no voy a chillar ante el que esté leyendo estas palabras más que de una manera críptica, sentimental pero racional al mismo tiempo, para tratar de obtener algun resquicio de esperanza dentro de ese foco de 25 watts que llamamos pensamiento.
Siempre he pensado que el amor no es más que un mecanismo psicológico que apoyándose en las ganas de coger o de reproducirse nos ayuda a llevar a término tales propósitos inatos. No es ninguna manera un seguro que esto suceda claro jajaja pero es parte de las herramientas con las que contamos dentro de nuestra evolución. Con los años he aprendido que no solo es un mecanismo psicológico sino que esta influido  y construido profundamente por la construcción personal dentro de un contexto social, que es al mismo tiempo parte de la cultura, de manera que el amor es esa forma cultural con la cual dentro de la memoria y la construcción de simbólos y signos psicológicamente relevantes construidos intersubjetivamente generamos gustos, emociones y finalmente sentimientos, particularmente el mencionado. Muchos dicen que sobajo una faceta tan importante de la existencia o bien que  al racionarla tanto me quiebro la cabeza. No creo que sea para menos. En nombre del amor se cometen acciones aparentemente constructivas y también las más destructivas, desde crímenes pasionales hasta genocidios.
Puedo definir así el amor porque es una palabra que engloba una sensación de apego o necesidad hacia algo o alguien independientemente de su presencia. La humanidad se ha servido, al menos en el idioma español, de esta ambigüedad de su significado para justificar su existencia y las acciones derivadas cuando podría haber una palabra paa el amor filial, el fraternal, el pasional y ¿por qué no? el sexual. Sin embargo parte de la angustia tan bella en que vivimos, que me demuestra existe siempre un inato masoquismo y gusto al dolor en las personas como prueba misma de su existencia es que esta palabra nunca ha sido descalificada sino que aún encubre estas docenas, quiza centenas de significados. Viviendo en este mundo posmoderno realmente no creo en un amor verdadero, solamente en amores preferentes, precisos, más intensos, pero no en uno verdadero; si bien todos podemos apegarnos a algo con tal obsesión que lo califiquemos de único y quizá por ello de verdadero.
Pero tenemos que aceptar que por esa misma indefinición, por ese juego hipócrita, por esa diversidad cultural, hay miles de formas de amar, quizá hasta millones. Una por cada ser humano que ha pisado, que pisa y que pisará esta Tierra. No presiono a nadie. Mi amor incomprendido, hasta donde veo (no es por hacerme el mártir) es amar y mortificarme sutil y brutalmente por aquellas personas que me causan una profunda impresión emocional.Incluso me atrevería a decir que el romanticismo es en mi vida una forma de escape a muchas otras cosas, un principio enajenante con el cual disfruto de mi propio dolor y pienso que hay algo importante en mi persona trascendente a sí misma.
El amor puedo racionalizarlo de muchas maneras y no dejarían de ser reales las consideraciones al respecto pero ¿qué dice mi corazón? ¿Realmente conozco mi corazón? No sé decirlo a ciencia cierta, viendo y escuchando los boleros, las canciones que me llegan y que me hacen tener unas ganas increíbles de amar el amor para mí es una losa, un dolor necesario, con el que me gusta cargar, el amor es casi sinónimo de dolor y martirio y disfruto de que así sea mientras hipócritamente puedo negar que así sea. Aunque es un mal común en nuestors días y quizá en la mayoría de la historia moderna desde que el romanticismo planteara tan vil forma de ver este sentimiento que en otras épocas pudo ayudarnos sanamente a vivir. El sistema se congratula en que seamos esclavos suyos a través de estos significantes, aparte de todos los demás con los que también nos manteine subyugados.
La tengo una pasión a los amores de desastre. Antes pensaba que Romeo y Julieta era una mamada, pero viéndolo bien es una historia tal y como las que me gustan, particularmente si la leen y revisan la edad de los personajes. Pensar en películas donde los amantes mueren, se matan, no pueden estar juntos, etc. es casi una cto de morbosidad placentera para mi enfermo corazón.Sin embargo tienen que ser amores del recuerdo, especialmente me gustan aquellos amores que no fueron valorados en su momento que fueron vividos, los del recuerdo, la obsesión de tener labios y cuerpos que nunca serán más o nunca fueron del amante. Eso es increíblemente excitante: el amor enfermo que se recuerda con una tristeza que raya en el luto y la desesperación. Quiensabe en qué medida será proyección de mi propia vivencia o de mi propia educación.

Te amo, aunque nunca hayas sido mía, aunque nunca vuelvas a mí, aunque sonría mientras lloro adentro, mientras te veo besar a otros hombres, mientras te veo hacerles el amor con la mirada y yo tan solo me acompaño de mi copa, trsite y dulcemente me acabo mi tabaco para verte partir y jamás volver.

El bolero, el bolero tropical, la ranchera son parte de una tradición de pensamiento latinoamericano de frustración sexual, emocional y sentimental en la cual me hallo imbuido. No porque sea algo exclusivo de nosotros, sino porque es nuestra forma particular de expresarlo. Hay en el rock, en el pop, en el soul, en muchos e infinitos géneros esta forma de temáticas pero amo en mi vida la decadencia de sentarme solo en un bar, en una cantina, una pulcata e ir a la rocola y poner un buen bolero, ver a la gente bailar, disfrutar en mi asiento solo de mi cigarro y mi amarga bebida, de regodearme en mi dolor, así soy yo.
Un día cuando pueda vestir un buen atuendo, haré lo mismo, pero vestiré un traje, blanco, con corbata negra, sombrero blanco con cintillo negro, corbata negra, camisa rayada y zapatos lustrosos. Fumaré hasta acabar mi cajetilla, tomaré mi trago lentamente y me haré de acompañar de una señorita hermosa, bailando lenta y pegadamente mientras le pago su copa de dama. Ese día se que sentiré las infinitas ganas de enamorarme de ella y no querer despertar al siguiente día. Ver como su alma y su cuerpo se consumen en luces opacas y sonidos estruendosos, como mi corazón se marchita amando a una mujer que es de mil hombres y de ninguno, como si algo tuviera de poético la denigración de la dignidad humana.
Mientras brindo con ustedes con mi computadora, mi agua de horchata con mezcal y esas buenas canciones que, como les decía pueden encontrar en mi hi, que de todos modos les dejaré aquí una prueba para ver si de casualidad alguien me entiende, y si por pura suerte es una mujer hermosa, caótica y con ganas de sufrir a costa del corazón bienvenida sea a sufrir con todas los escritos y transcritos que su servidor ha dejado en este lugar…
Esta manera de amar la aprendí con el maestro Aura en el canal 11, con el fonógrafo del radio, con la bella nostalgia de las tardes soledas con las guitarras tristes y con los ojos de las cuatro mujeres más hermosas que he visto en este desgraciado y terminal mundo, la realidad tirana donde un día caeré a los pies de la más amada, la más odiada, la más ansiada, la más temida: mi dama única llamada Muerte.

Atte SicariusD3VS
Anuncios

2 Respuestas a “boleros… un poco más

Deja que tus pensamientos fluyan por tus manos...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s