Sobre las chelas

 
Tengo ganas de una cerveza… no sé, una León para empedarme rápido, o de una Indio para atraer recuerdos, mejor una Vicky para echar desmadre. Pero no de una puta ampolleta mierdera, quiero cuatro caguamas. Soy solo un ente mortal común y corriente… particularmente esto último. Le he tomado gusto a la cerveza, aliciente de ricos y pobres de sus dichas y de sus desgracias. Tómate una chela y empédate hasta guacarear, pero disfruta de unas horas de alegría e insana convivencia. Liberar pautas psicológicas y culturales, romper modelos y restricciones absurdas a cambio de perder el equilibrio y la capacidad de elaborar correctamente ideas y frases coherentes. Tomo para no enamorarme. Aunque si mis cercanos tuvieran la morbosa fascinación que me lleva hacia un degradante alcoholismo quizá tomaríamos mezcal o unos tequilitas de mala muerte, pero por alguna razón que yo perdí en el camino prefieren una ebriedad menor. Y sin embargo no he tomado en varios días por lo que hoy estoy sólo con mi mente (ese extraño sujeto que ya empieza a fastidiarme). Definitivamente necesito alcohol. Ilic
Anuncios

Una respuesta a “Sobre las chelas

Deja que tus pensamientos fluyan por tus manos...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s