Tengo antojo de tí

Caminé apresurado este día en busca de cumplir con mi deber, con el compromiso adoptado con otros a nombre de mi función dentro de todo el complejo humano. Caminé observando las pintas infinitas de interminables paredes y conociéndo y reconociéndo muchas personas, máscaras que conforman montañas de personalidades alrededor de un numero finito e incognoscible de posibilidades de un sólo animal llamado humano por sí mismo. Vi su miedo en cada pinta así como en cada expresión de odio que me dirigieron pensando en aquella que yo les brindé. Sin embargo en mi mente no tenía el deseo intenso de cumplir con el deber adoptado, ni de cumplir con ese odio inato, ni de apreciar los mensajes de cada grafiti… yo tenía frío, solo frío en mi mente y quizá algo de sueño… quería unos brazos tibios en los cuales descansar y una voz suave que me permitiera arrullar este enojo y este vacío. Quizá la presencia del dulce trino por contraposición al claxon, o de los brazos como antagonicas respuestas al frío helado de la mañana me dieran el impulso para seguir viviendo, despertando, resucitando en mis deseos de besar sus senos y de acariciar sus labios. Y aquí me hallo, en este remanso enajenante que me permite expresar lo que pasará pronto al ataúd de la memoria. Remanso porque mis pies han descansado, porque mi espalda no carga los utensilios usados y necesarios para continuar en el camino, pero tan solo un remanso pues las letras se acaban, las ideas se ahogan y yo me tengo que abandonar al deseo no satisfecho de estar desnudo y dichoso junto a alguien, sueños necios que me permiten soportar la cruel calle.

Gustavo Montoya
Desnudo Femenino
———————————-
Quisiera hablar por todos pero lo cierto es que es más cierto que de mí digo lo cierto a que acierte a lo que los demás califican como cierto. La cuestión es que el dolor y la pesadilla son las pautas de la vida, la tristeza su melodía, el odio la duración de esta canción y la alegría los dulces silencios que te empujan a vivir un nuevo día. Yo solo anhelo pequeñas gotas de rocío transformadas en dicha para mi espíritu, no sé si el cielo se ha secado aun en esta profusa lluvia o mi piel arde tan intensamente que la dicha nunca llega a penetrar sus poros.
———————————-
La siguiente vez que levantes el teléfono estarás más lejos de esa persona, estarás una llamada más cerca de tu muerte, estarás una vez más solo. Pero nunca dejes de levantar el teléfono pues es peor la muerte en vida, es peor la lenta y morbosa agonía. Un "hola" será una tormenta infernal extraída de los pozos de fuego eterno, querrás morir por no sufrir lo indecible y por no tener la cura para esa pena. Pero después tendrás una cicatriz bella y abrigadora, serás el desangrado más hermoso pues con una sonrisa sobrevivirás al embate de la vida helada y dura del olvido. Aunque no niego que habemos los que preferimos con coraje enfrentarnos a las grandes heladas que sufrir unos momentos en el más brillante de los avernos

Ramón Casas i Carbó
Desnudo Femenino
———————————-
una mejilla contra un codo, una mano contra los tobillos, una nariz entre las nalgas, un cuello revoloteando la espalda, unos labios en la axila, una pierna en el pecho, un ojo en el ombligo, una muñeca en la entrepierna, una frente en los pies, un hombro en el abdomen, dos sexos en dos cuerpos, un corazón junto a otro…
SicariuSV3D

Deja que tus pensamientos fluyan por tus manos...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s