Requiem por un anhelo

¿Qué haces cuando recibes una lección de la vida? Una lección tal que sabes que no es incorrecta, en realidad es muy cierta pero es una lección insuficiente. Cuando te enseñan con el corazón y con la mente se dicen las verdades más sabidas, las más necesarias, las más hermosas… pero son siempre insuficientes, las verdades aceptan la realidad tal cual es dentro de su estrecha mira, te pueden amar, te pueden buscar hacer el mayor bien y con el tiempo todo sigue en la balanza. Podrías sufrir más por hacerle caso a esa verdad que por no hacerlo, pero eso es negarse a vivir. Vivir debe en el fondo ser una especie de masoquismo, de gusto por el disfrute del dolor que causa la vida, si no¿cómo podríamos sobreponernos a su interminable castigo? El no creer lleva al abismo, el tener fe también te llevará al abismo pero con un disfrute particular por éste. ¿Por qué no engañarse si puedes abrir las puertas de tu ser a todas las verdades no reales a cambio de sacrificar tú única verdad de no poder conocer esta realidad tan perra y lastimera?

Hay que rendirse a la vida, hay que plegarse a su maltrato con la muerte o con la vida, de todos modos hay que rendirse.
Si te pliegas con la muerte no serás ya culpable de todo el dolor que perdure en el mundo hasta el fin de los tiempos.
Si te pliegas con la vida podrás disfrutar esta vida maldita y causar placer a estos seres solos y acompañados a tu alrededor.
Si no te rindes de una ni de otra, terminarás haciendo sufrir al mundo y serás completamente culpable de ese dolor.

No seré más uno con el mundo muerto que vivo, ya soy mundo, ya soy realidad. Pero en la cabeza soy mi propia leyenda de verdades y mentiras, pensamientos absurdos para la realidad compleja, simplificaciones necesarias de nuestro propio ser. Todo de mi ser se basa en fe, la fe es sólo una parte ínfima del mundo, la fe es la que me une al mundo en una relación digna. El anhelo absurdo tiene que morir o me matará.

desatentamente: SICARIUS DEUS
Anuncios

Una respuesta a “Requiem por un anhelo

  1. Hago lo más lógico: actúo como si no me importara y me desquito con los que no tienen la culpa.Es ogete, pero ha dado buenos resultados.

Deja que tus pensamientos fluyan por tus manos...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s